Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mundial de Fútbol: un fenómeno de masas más global que nunca

Millones de espectadores de todo el planeta contemplarán durante 31 días y a lo largo de 64 encuentros qué selección se proclama campeona del mundo

Mundial de fútbol: comienza la Copa del Mundo

Lo llaman el deporte rey a pesar de que siempre parece lo mismo: 22 jugadores, un árbitro, los asistentes y el protagonista de todo, el balón. Sin embargo, basta echar la vista atrás para comprobar los cambios que se producen cada cuatro años con la celebración del Mundial de fútbol y cómo los aficionados enloquecen de manera literal con los colores de su selección. Todo crece alrededor del fútbol, que se ha convertido en una fábrica de dinero con las apuestas, los patrocinadores, las denominadas estrellas y algo sin lo que ya no concebimos la vida: la tecnología.

Al poner una pelota en las manos de un niño o de una niña el fútbol cobra sentido al ver que lo primero que hace es tirarla al suelo y darle patadas. Desde ese momento, la mente de muchos menores y también la de muchos padres se transforma soñando con el futuro vertiginoso que encierra el deporte profesional. Sin embargo, pocos son los elegidos para representar el papel de ídolos en el fútbol. En esta edición, la 21 de los campeonatos del mundo, 11 de los equipos participantes aportan una estrella que no solo es el emblema de su país, sino que está entre los 20 jugadores que más dinero ganan y valen en el mundo.

Al frente de todos ellos, Lionel Messi, el capitán de Argentina, que participa en su cuarto Mundial y con la cuenta pendiente de ganarlo, ya que es el único título que le falta en su palmarés. Le siguen Neymar jr. con Brasil y en su segunda cita mundialista, Cristiano Ronaldo con Portugal también en su cuarto Mundial, Harry Kane con Inglaterra y Kevin de Bruyne con Bélgica.

Pero el fútbol es un deporte de equipo por mucho que despunte un jugador, y en cada cita destacan nuevos jugadores que no hacen otra cosa que ‘romper’ el mercado al decantarse siempre por fichar por los grandes equipos europeos. Griezman, Salah, Guerrero, Smolov, Okazaki… cada equipo tiene su estrella y su ‘tapado’ para sorprender al rival.

Esta cita tampoco se escapa de los rumores, los fichajes y los sustos ante posibles lesiones. La Liga española, la mejor liga del mundo a juzgar por el número de títulos continentales en los últimos años, protagoniza varias de estas situaciones: por un lado, los rumores sobre el futuro de Cristiano Ronaldo, confesados por él mismo tras ganar la última Champions en mayo; el futuro de la estrella del Atlético del Madrid Antoine Grizman, y por último la bomba por la destitución y fichaje del seleccionador español, Julen Lopetegui, por el Real Madrid.

Las apuestas, ésas que afinan tanto con el vencedor de Eurovisión, sitúan a Brasil, Alemania y España, por este orden, en la terna de favoritos, pero estamos hablando de un deporte, de un juego y de una pelota que puede o no entrar, y es que, ya lo dijo Vujadin Boškov, “fútbol es fútbol y gol es gol”…

Desde que en 1930 se disputara la primera Copa del Mundo en Uruguay, cada cuatro años, a excepción de 1942 y 1946, un país ha acogido el Mundial de selecciones nacionales, que ha ido aumentando en participación hasta situarse en la actualidad en los 32 equipos. Hasta esta 21 edición se han disputado 836 partidos, se han marcado 2.379 goles y tan solo 8 selecciones han ganado en alguna ocasión el ansiado título: Brasil (5), Italia (4), Alemania (4), Uruguay (2), Argentina (2), Inglaterra (1), Francia (1) y España (1).

Únicamente Brasil ha participado en todas las ediciones del torneo (incluida la de Rusia que comienza hoy), seguida de Alemania con 19 participaciones, Italia (la gran ausente de este Mundial con 18), Argentina con 17 y España y Francia con 15.

El Mundial llega por primera vez a Rusia, y lo hará en 11 ciudades y 12 estadios, algunos distanciados entre sí por más 2.500 kilómetros: Ekaterimburgo, Kaliningrado, Kazán, Moscú, Nizhni Nóvgorod, Rostov del Don, San Petersburgo, Samara, Saransk, Sochi y Volgogrado. Será la decimosexta sede en 21 ediciones, en la que solo han repetido Italia, Francia, Brasil, México y Alemania como organizadores de una Copa del Mundo.

Pero este Mundial de fútbol lo será también de la globalidad. En cualquier rincón del mundo se seguirán los partidos independientemente de los husos horarios y de que participe o no el país que lo emita. El planeta fútbol, gracias a la tecnología, permitirá que tenga una audiencia potencial de más de 3.500 millones de personas. Esto contrastará con los inicios de los mundiales de fútbol, hace 80 años, cuando la radio y los periódicos fueron los únicos canales de difusión, y lo hacían para unos privilegiados que podían ver las imágenes días o semanas después de haberse disputado los partidos.

Desde la década de los 50 del siglo pasado la creación de Eurovisión (Unión Europea de Radiodifusión) permitió a alrededor de 4 millones de europeos ver siete partidos del Mundial de Suiza en 1954 en directo. Este año, entre televisión en directo y dispositivos móviles la audiencia seguro que supera a la del pasado Mundial de Brasil.

Y al ser un evento deportivo tan seguido, la cultura deportiva hace que casi todos los detalles de los 23 jugadores que componen cada selección se conozcan desde semanas antes de comenzar a rodar el balón, pero hay otros aspectos menos conocidos, como la mascota del Mundial, la canción que sonará y que se hará famosa gracias a la competición y el balón oficial.

Con la creación de la mascota Rusia abrió una consulta pública para que los ciudadanos rusos manifestaran sus preferencias sobre el tipo de personaje, sus características e incluso que pudieran elegir el nombre. La mascota oficial de la Copa Mundial de Rusia 2018 es un lobo divertido llamado ‘Zabivaka’ (“pequeño goleador”), que obtuvo el 53 % de los votos del público ruso, seguido por un tigre con el 27% de los votos y un gato con el 20% de los votos.

El tema oficial del evento, estrenado a mitad de mayo, es ‘Live It up’ (Vive el momento) de Nicky Jam, la cantante Era Istrefi y el actor y rapero Will Smith.

Por último, el protagonista y responsable de que un equipo gane y el 15 de julio se proclame campeón del Mundo añadiendo una estrella a su camiseta es ‘Telstar18’, el nombre oficial del balón, que posee tonos azul marino degradados y que está fabricado con seis paneles unidos sin costuras.

Bienvenidos al Mundial de Rusia 2018, porque hasta al que no le guste el fútbol e intente evitarlo, no le quedará más remedio que escuchar, ver y leer sobre el deporte del balompié en los próximos 31 días, o en los siguiente cuatro años si vive en el país del equipo ganador…

Más información