Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

México entra en la historia de los Mundiales como el anfitrión favorito

Norteamérica gana la candidatura para el Mundial de 2026 y los mexicanos organizarán su tercera Copa del Mundo

Aficionados mexicanos en el estadio Azteca.
Aficionados mexicanos en el estadio Azteca. AP

Cuarenta años después, regresa la Copa del Mundo a México, su anfitrión favorito. El Congreso de la FIFA, en su sexagésima edición, otorgó la candidatura del Mundial de 2026 a Norteamérica. Estados Unidos, Canadá y México organizarán un colosal campeonato del mundo con 48 selecciones y un reparto desigual en el número de partidos (80), que favorece a EE. UU.

El caso mexicano es único. El país organizará su tercera Copa del Mundo y así superará a Italia (1934 y 1990), Alemania (1974 y 2006) y Brasil  (1950 y 2014) como el gran organizador. Los mundiales mexicanos fueron en 1970, el primer Mundial transmitido por televisión satelital y a color, y en 1986, cuando Colombia era la sede designada, pero no cumplió con los requerimientos de la FIFA. El estadio Azteca, recinto de gala en ambas ocasiones, fue sede para la coronación de Pelé y también de Maradona.

"México es un gran anfitrión, tenemos magníficas playas, pueblos mágicos y extraordinarios sitios arqueológicos, pero sobre todo los mexicanos somos gente hospitalaria y cálida que disfruta de compartir sus tradiciones, su gastronomía y su amor por la vida", dijo Enrique Peña Nieto, presidente mexicano, tras el anuncio oficial.

Para 2026 se ha reconfigurado las reglas del Mundial. Participarán 48 selecciones, es decir, habrá 80 partidos en 23 estadios. La repartición de los mismos entre los tres países norteamericanos será desigual. Estados Unidos tendrá el protagonismo con 60 juegos, 10 para Canadá y 10 para México. Representado en 25  ciudades norteamericanas.  La candidatura sugirió que la inauguración del campeonato fuera con tres encuentros el mismo día en los tres países. La Copa del Mundo regresará a Norteamérica tras 32 años en 2026. La última vez fue en el Mundial de Estados Unidos 1994, una sede cuestionada por su falta de arraigo del fútbol.

En 1970, México dispuso de cinco estadios para hospedar los juegos: estadio Azteca en Ciudad de México, Jalisco en Guadalajara, Cuauhtémoc en Puebla, Nou Camp en León y Estadio Nemesio Díez en Toluca. En el 1986 aumentaron a 12 con el Olímpico Universitario en la capital, el Tres de Marzo en Guadalajara, La Corregidora en Querétaro, Sergio León Chávez en Guanajuato, Nezahualcóyotl en Estado de México, Tecnológico y Universitario en Monterrey.

En 2026 se limitarán los partidos del Mundial a tres ciudades: Guadalajara con el estadio Akron inaugurado en 2010,  Monterrey con el estadio BBVA Bancomer, el más novedoso en el país y Ciudad de México y el colosal estadio Azteca, el cual fue el peor calificado por la FIFA de los 23 estadios. "En México el fútbol no es sólo un deporte, forma parte de nuestra cultura, será un Mundial de fútbol para todos", comentó Decio de María, presidente de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF).

En el proceso para validar la candidatura, había tensión por la renegociación del acuerdo comercial más grande del mundo, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC), entre EE.UU., Canadá y México. Además, como lo comentó el presidente de la FMF, la propuesta del presidente Donald Trump para levantar un muro por toda la línea fronteriza entre su país y su vecino del sur. "Las diferencias se arreglarán en su momento, dijimos que el fútbol iba a mandar un mensaje importante al mundo", comentó de María. "No sólo la gente y nuestras familias, no sólo nuestras empresas y nuestros comerciantes, también el fútbol sabe que Canadá, Estados Unidos y México estamos profundamente unidos", dijo el presidente mexicano.

En México apenas amanecía cuando los miembros de la FIFA eligieron la candidatura "Unidos como uno". Ha empezado la cuenta regresiva para la parte norte del continente americano.

Más información