Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El histórico Manresa regresa a la élite con una exhibición ante el Melilla

El equipo catalán vuelve a la ACB un año después de su descenso y cuando se cumplen 20 de su histórico título

La afición de Manresa celebra el título con sus jugadores. Ampliar foto
La afición de Manresa celebra el título con sus jugadores. EFE

El ICL Manresa selló su retorno a la Liga Endesa con una arrolladora victoria (97-67) en el quinto y definitivo partido del ‘playoff’ que le enfrentó al Club Melilla Baloncesto. La afición que llenó el Nou Congost pudo celebrar el ascenso ya a partir del segundo cuarto, cuando su equipo amplió su ventaja a 24 puntos (63-39) y dejó visto para sentencia el decisivo partido. Se desvaneció la tremenda igualdad que se vivió a lo largo de la serie, con dos victorias iniciales del Manresa en su cancha, a las que contestó el Melilla con otras dos en su pabellón Javier Imbroda.

El Manresa regresa a la máxima categoría un año después de su descenso y justamente cuando se acaba de celebrar el vigésimo aniversario de la consecución de su título en la Liga ACB, en la temporada 1997-1998. Fue un hito en la historia del campeonato puesto que el Manresa era un club con un presupuesto muy inferior a los principales aspirantes al título. Pero de la mano de Chichi Creus, Paco Vázquez, Herb Jones, Capdevila, Bryan Sallier, Derrick Alston, Montáñez, Lázaro, Lisard y Singla, y con Luis Casimiro de entrenador, el Manresa se deshizo del Estudiantes de Azofra, Carlos Jiménez y Chandler Thompson en cuartos de final, del Real Madrid de Bodiroga y Herreros en semifinales y del Baskonia de Bennett, Espil, Burke, Garbajosa y Brent Scott que dirigía Sergio Scariolo en la final.

El Manresa, un club histórico, fundado en 1931 y que compitió por primera vez en la segunda división de la Liga Nacional en la temporada 1967-1968, fue uno de los clubes fundadores de la ACB en la temporada 1983-1984. En la temporada 1995-1996 ganó la Copa del Rey en una final que se disputó en Murcia. Con un equipo formado por Creus, Townes, Williams, Esteller, Frank y Peñarroya, venció al Barcelona de Galilea, Middleton, Godfread, Fernández y Karnisova por 94-92.

El equipo manresano ha sido dirigido en el último tramo de la temporada por Diego Ocampo, que había iniciado la temporada como entrenador del Joventut hasta que fue relevado por Carles Duran. Ocampo, a su vez, relevó, el 30 de abril, al hasta entonces entrenador del Manresa, Aleix Duran.

ICL MANRESA, 97; C. MELILLA, 67

ICL Manresa: L. Costa (12), Allen (3), Nacho Martín (10), Sakho (10), Borchers (14), Muñoz (14), Hamilton (13), Trias (17), Lundberg (8), Jou (4) y Gintvainis (6)

Clus Melilla Baloncesto: D. Rodríguez (7), Duran (13), Kapelan (13), Samb (5), Almazán (4), Servera (9), Lucas (4), Fall (6) y Guerra (9).

Nou Congost. 5.000 espectadores. Quinto partido del ‘playoff’ final de la Liga LEB Oro. El Manresa gana por 3-2 y logra el ascenso a la Liga Endesa.

El equipo del Bages cuenta con algunos jugadores con mucha experiencia como Jordi Trias y Nacho Martín, ambos excomponentes del Barcelona entre otros equipos, así como el joven base lituano Gintvainis, el escolta danés Lundberg, el alero estadounidense David Allen, el pívot congoleño Sakho, el ala-pívot británico Ashley Hamilton, el base y escolta catalanes Lluís Costa y Guillem Jou, y el alero abulense, Álvaro Muñoz.

“Ha sido un camino muy complicado y hemos sufrido mucho, pero así se disfruta más”, declaró Jordi Trías, que a sus 37 años medita su posible retirada del baloncesto profesional. “Nos ha costado controlar los nervios al principio, pero después hemos hecho un gran partido”. Diego Ocampo añadió: “La clave ha sido la defensa, desde la defensa. El objetivo era muy difícil y tiene mucho mérito”. Manresa fue una fiesta, la afición saltó a la cancha y los celebró a lo grande con los jugadores, que se enfundaron con unas camisetas con el lema: “Tornem. We are back”.

Más información