Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafa Nadal: “Me gustaría volver a votar”

Tras reducir a Gasquet (6-3, 6-2 y 6-2, en 1h 58m) y avanzar a los octavos de Roland Garros, el número uno habla de la convulsión política en España: “No creo que esta situación sea buena para nadie”

Nadal, durante el partido de la tercera ronda contra Gasquet.

Ayer, a eso de las seis de la tarde, Rafael Nadal cruzó el marco de la sala de conferencias principal de Roland Garros. Entró él, el deportista, el tenista, el ganador de 16 grandes que un año más sigue progresando con mano de hierro en el Bois de Boulogne (6-3, 6-2 y 6-2 a Richard Gasquet, en 1h 58m); y entró también, de la mano, el Nadal ciudadano, el hombre que de un tiempo aquí no tiene pelos en la boca para expresarse sobre todo lo que ocurre mucho más allá de las pistas de tenis: sobre fútbol, sobre tecnología, sobre pesca… o sobre política.

Antes de comenzar a hablar estuvo toqueteando su móvil y se bebió medio litro de agua. Después departió en inglés, analizando su última victoria y el futuro inmediato —“Marterer [su próximo rival, 70 del mundo y 22 años] tiene potencial”—, y en el turno de preguntas en español abordó de frente la última cuestión del día, en la que uno de los enviados especiales le planteó cuál era su visión sobre la convulsión política de los últimos días en España. De arranque titubeó: “Tengo mi opinión, pero estamos en momentos complicados para dar según qué opiniones, porque cualquier opinión se toma mal para los dos lados, o para todos los lados, que ya hay muchos... Es difícil”.

Pero acto seguido entró directo al tema, sin cortapisas. “No creo que esta situación sea buena para nadie, en general. Cuando ocurren tantas cosas, tantos cambios, tantos problemas: ahora Cataluña, ahora cambio de gobierno, ahora… Pues qué pasa, que al final la confianza del ciudadano y de lo que vendemos como país, o de lo que el resto del mundo pueda percibir de nosotros, probablemente no sea la mejor”, contestó. “Si me preguntas si me gusta todo lo que ha ocurrido, pues no. No me refiero a si me gusta que se cambie el Gobierno o no… No sé de qué manera van a poder gobernar los que entran; no sé con qué mayoría van a gobernar, o qué cosas se pueden hacer o no hacer... No sé, son situaciones o momentos complicados que vivimos en nuestro país, que hay que dejar pasar”.

Y finalmente el mallorquín resolvió: “A mi modo de entender, y no quiero ser imprudente, lo mejor sería votar, o a mí me gustaría votar. Entiendo que con todas las cosas que han ocurrido en estos dos últimos años, que no son pocas, creo que al ciudadano le gustaría votar otra vez porque a día de hoy no creo que nadie que pueda gobernar, que los ciudadanos nos podamos sentir totalmente representados porque hay demasiados, demasiados pactos y al final nuestro voto queda de una manera que no nos sentimos del todo cómodos por lo que está ocurriendo. No creo que sea solo un sentir solo personal, sino que también puede ser un sentir general”.

Cataluña, emprendimiento, videoarbitraje...

De un tiempo aquí, sobre todo una vez que superó la treintena —hoy, precisamente, celebra 32 años—, Nadal no tiene temor a sacar el pie de su deporte y ponerlo en otros temas. Desde hace un par de años se le ha escuchado hablar sobre el proceso soberanista en Cataluña, sobre emprendimiento y empresa, sobre fútbol, videoarbitraje, modelos de negocio o navegación, una de sus grandes pasiones. Y ayer reincidió sobre la política; de alguna manera, una costumbre heredada de su tío Toni, lector ávido de las teorías gubernamentales de la Roma y la Grecia clásicas, de los grandes pensadores y los filósofos de la historia antigua.

Ayer, vestido de corto y a 1.300 kilómetros de Madrid, el balear se subió al púlpito durante tres minutos y 15 segundos, y respondió. Contra el estigma de que los deportistas no deberían pronunciarse sobre política, Nadal transita por la misma línea que el barcelonista Gerard Piqué. Más allá de la pelota de fútbol y la raqueta, de los estadios y las pistas, los dos se han pronunciado abiertamente sobre asuntos espinosos. Eso sí, cada uno camina en su propia dirección.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis. Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público

Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros).

Suscríbete a los hechos.

Suscríbete