Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa madridista

El club blanco logra la doble corona continental en fútbol y baloncesto por primera vez en la historia

real madrid campeon final champions league
Sergio Ramos levanta la 13ª ante Florentino Pérez REUTERS

Rey de reyes en Europa, el Real Madrid tenía un reto pendiente en sus 116 años de historia: conquistar a la vez el máximo título continental en fútbol y baloncesto. Lo consiguió tras sumar la gloria de Kiev a la alcanzada en Belgrado seis días antes. Sobre el parqué cayó la Décima en la 18ª final de la sección —el segundo título en cuatro años— y sobre el césped llegó la 13ª en 16 citas por la corona —la tercera Champions consecutiva—. Dos eras cimentadas en torno a Zinedine Zidane y Pablo Laso para hacer del Madrid el primer club en alcanzar este hito en los dos principales deportes de equipo. "Es histórico y quedará en los anales. Es muy difícil ganar este título y habla muy bien del trabajo en el tiempo del club. Es un orgullo para el madridismo saber que eres el mejor de Europa en fútbol y baloncesto", valoró Laso tras el partido de este domingo, anunciando que su equipo se sumará al de Zidane en la celebración del Bernabéu.

Llull: “Estamos reescribiendo la historia”

Conquistada la Décima en Belgrado, la plantilla de baloncesto se volcó con la final del equipo de fútbol en Kiev. “Estamos reescribiendo la historia”, contó Sergio Llull nada más certificarse la 13ª. “Ni el Madrid ni nadie ha ganado el mismo año los dos títulos. Nuestra afición se lo merece”, decía en los días previos. “No queremos alcanzar al fútbol. Que nos saquen siempre tres, pero sin dejar de sumar los dos”, contaba Clifford Luyk en la celebración del título del baloncesto.

Hasta este 2018, los dos conjuntos madridistas solo habían coincidido en la final de la Copa de Europa en tres ocasiones. La primera en 1962, cuando el equipo de Di Stéfano perdió ante el Benfica de Eusebio en Amsterdam y el de Emiliano ante el Dinamo de Tbilisi en Génova. Dos años después llegó el primer éxito del baloncesto ante el Spartak de Brno, pero el Inter de Mazzola se impuso 3-1 a los de Miguel Muñoz en el Prater de Viena.

Pasó medio siglo hasta que los blancos repitieron finales. Esta vez, el equipo de fútbol venció en Lisboa al Atlético en la prórroga que alcanzada con el gol de Ramos. Sin embargo, también en la prórroga, el Madrid de Laso cayó en Milán con el Maccabi de Rice. En 2015, cuando el baloncesto ganó todo lo ganable (Euroliga, Liga, Copa, Supercopa e Intercontinental), el fútbol no ganó nada.

Cuenta Clifford Luyk —6 Copas de Europa en 16 años en el club— que la frase se la dijo Santiago Bernabéu a Raimundo Saporta, arquitecto del baloncesto madridista, y este a su vez se la trasladó a Pedro Ferrándiz para que la pusiera en conocimiento de los jugadores: “En un año regular del fútbol, el baloncesto tiene que salir al rescate y ganar por narices”. El Madrid de fútbol forjó su leyenda ganando cinco Copas de Europa seguidas entre 1956 y 1960. Con el arranque de la década, el baloncesto tomó el relevo con cuatro coronas continentales entre 1964 y 1968. Falló en 1966, justo el año en el que el fútbol conquistó la Sexta ante el Partizán con goles de Amancio y Serena. El doble reinado del fútbol y el baloncesto se resistió más de cien años.

“Cuando ganamos la primera Copa de Europa nos dimos cuenta lo importante que iba a ser este torneo”, cuenta Paco Gento, rey del palmarés del torneo con 6 títulos en ocho finales. “No era nada fácil ganarla porque en aquella época íbamos en aviones de hélices que no sabías si te ibas a quedar por el camino. Pero, cuando ganamos las primeras, Bernabéu se agrandó, igual que los jugadores. La Copa de Europa nos hizo leyendas”, explica el presidente de honor madridista.

Tras las cinco coronas consecutivas del legendario Madrid de Di Stéfano (1956-1960), el baloncesto llegó a superar al fútbol con las dos Copas de Europa que sumó Lolo Sainz (1978 y 1980) a la herencia de Pedro Ferrándiz (6-7). “La Copa de Europa es la pasión y la obsesión de este club”, explica el propio Lolo Sainz. “Nuestro equipo de los 60 revolucionó el baloncesto tras el impulso que el fútbol le dio al club. Comenzamos una historia que ahora se está reescribiendo en las siete temporadas de Laso”, repasa Ferrándiz.

Sobre el césped pasaron 32 años entre la Sexta y la Séptima (1966-1998), con tan solo una final en ese periodo (ante el Liverpool en 1981). Sobre el parqué pasaron 15 años entre la victoria de 1980 de los Szczerbiak, Rullán y Brabender ante el Maccabi y la de 1995 abrazados a Sabonis. A partir de ahí, otro erial hasta la llegada de Laso, con cuatro finales y dos títulos en seis años. En 2018 llegó por fin el doblete. Madrid es la capital de Europa. El Madrid extiende su imperio: 23 Copas de Europa.

El Madrid de baloncesto celebra la Décima
El Madrid de baloncesto celebra la Décima afp

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información