Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roberto Firmino, abastecedor de la delantera más goleadora de la historia

El punta del Liverpool, el atacante que más kilómetros ha recorrido en esta edición de la Champions (119), es el hombre que conecta a Mané y Salah con el resto del equipo

final champions 2018 Ampliar foto
Firmino se entrena en el estadio de Kiev. Getty Images

No es el más brillante pero es el más necesario. La delantera del equipo más goleador de la historia en una edición de la Champions —46 goles hasta las semifinales— se articula gracias al ingenio administrativo de Roberto Firmino. El punta del Liverpool irrumpe en el primer escenario del fútbol con una exhibición de las cualidades que restituyen la importancia decisiva del nueve moderno. Más que por driblar y dar el último toque, el hombre destaca por su capacidad logística. Ordena la presión, roba, baja al mediocampo, apoya, aguanta, pasa, se asocia y acompaña a todos en casi todas partes. La regularidad es una de sus alegres costumbres. De la eficacia de sus servicios generales dependerá gran parte del éxito del Liverpool en la final que lo medirá al Madrid esta noche en Kiev.

“Él puede hacer cualquier cosa”, lo elogia Wijnaldun. “¡Su polivalencia es una de nuestras fuerzas! Roberto es atacante, es rematador, y también es un centrocampista extra. Cuando defiende se une a nosotros en el mediocampo, y cuando atacamos acompaña a los delanteros. Es la opción añadida a todas las fases del juego”.

El gremio de los futbolistas es receloso. No abundan los jugadores unánimemente queridos por sus colegas. Firmino es una excepción. Su esfuerzo a la hora de conectar a los volantes con Mané y Salah, sus compañeros de ataque, se refleja en el cuentakilómetros. Según los medidores de la UEFA, el brasileño es el segundo futbolista de la competición que más distancia ha recorrido esta temporada: 119 kilómetros esta Champions, solo por detrás de Kolarov, el lateral de la Roma (128 kilómetros).

El despliegue refleja las condiciones de Firmino tanto como el estilo del Liverpool. Su entrenador, Jürgen Klopp, le adora tanto como sus compañeros: “Para un jugador de ataque, estas estadísticas son bastante raras. La renovación de su contrato es una noticia maravillosa para nosotros. Roberto es futbolista de los pies a la cabeza; disfruta jugando y no le molesta el trabajo duro, lo cual es otra cosa muy importante”.

Consciente de que carece de defensas competentes y de volantes capaces de marcar los ritmos del juego con balón, Klopp sabe que sus escasas posibilidades de ganar la final pasan por llevar el partido al terreno del accidente. El Liverpool necesita presionar arriba para evitar que Kroos dicte la norma, apuntar bien para meter el 1-0 y aprovechar el revuelo. “No podemos jugar como juega el Madrid”, dice el técnico. “Tenemos que hacer nuestro juego. La táctica consiste en crear complicaciones y reducir la calidad del rival para ponerlo a tu nivel. Luego necesitaremos suerte”.

Fortuna para producir goles a favor en las maniobras de presión en campo rival y para evitar goles en contra en los inevitables contragolpes madridistas. Fortuna, en fin, para que Firmino encuentre el camino.

Armando Ufarte, que fue mano derecha de Luis Aragonés y que, como jugador, se crió en Rio de Janeiro con mitos como Gerson, sabe apreciar a un buen atacante brasileño. Firmino suma diez tantos en esta Champions —los mismos que Salah— pero no responde exactamente al patrón del goleador talentoso que orló la tradición de Brasil, según Ufarte: “No es un gran finalizador pero hace un gran trabajo para el equipo. En los equipos tienen que haber jugadores de brillo y jugadores de implicación. Él tiene mucha energía y se adapta a todo”.

Este viernes los jugadores del Liverpool llegaron al último entrenamiento en el estadio de Kiev como una procesión de penitentes. Enfocados en la producción. Roberto Firmino contrastó luciendo la más esplendorosa de las dentaduras. Su sonrisa ya es parte del paisaje del equipo rojo. El hombre es feliz conectando a todas las partes.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información