El Gobierno pide que no se mezcle el deporte con la política

El presidente del CSD, José Ramón Lete, advierte: "Hay que cumplir la norma. Si se vulnera la normativa antiviolencia en la final se tomarán medidas"

Aficionados del Barça piden libertar para los presos políticos.
Aficionados del Barça piden libertar para los presos políticos.LLUIS GENE (AFP)

La final de la Copa vuelve a concitar numerosas opiniones sobre sus connotaciones políticas. Muchos aficionados del Barcelona han pitado al Rey y al himno español durante las últimas cuatro finales disputadas por su equipo, en las que se han exhibido esteladas.

Varias peñas del Barça impulsan, para la cita de mañana en el Wanda Metropolitano, un movimiento para que los aficionados culers lleven una camiseta amarilla como “muestra de compromiso con la libertad de los presos políticos y de los exiliados”. Josep Maria Bartomeu, presidente del Barcelona, manifestó el miércoles: “Cuando se silba no se está menospreciando un símbolo, sino protestando por lo que ha pasado en Cataluña en los últimos años”.

Más información
Bartomeu: “Cuando nuestra afición silba protesta por actitudes contra el pueblo de Cataluña”
Ni rastro de La Masia

José Ramón Lete, presidente del Consejo Superior de Deportes, respondió ayer: “Desde el CSD respetamos la libertad de expresión. Esa libertad de expresión, tolerancia y respeto la pedimos también para los símbolos que nos unen a todos los españoles. No nos gusta mezclar la política con el deporte. Hay que cumplir la norma. Si se vulnera la normativa antiviolencia se tomarán medidas”, concluyó, en la misma línea expresada por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, terció en la cuestión desde L’Hospitalet de Llobregat. “Muchos nos sentimos ofendidos cuando se nos pita a lo que nosotros sentimos y amamos, que es nuestra patria, nuestra nación, que es España. Entiendo que es una falta absoluta de respeto. Al señor presidente del Barça no le gustaría escuchar que nadie pite el himno de su equipo. Eso no puede considerarse una forma de expresarse, es una falta de respeto a lo que el Barça significa”, concluyó Tejerina.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS