Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Alonso se divierte en la nieve

El asturiano bromea en las redes cuando solo él había salido a pista. Las condiciones meteorológicas dejan casi sin actividad la tercera jornada de ensayos en Barcelona

Alonso, durante los entrenamientos de este miércoles.
Alonso, durante los entrenamientos de este miércoles. AFP

El circuito de Montmeló amanecía este miércoles con una imagen nada usual en la Fórmula 1. Los camiones del paddock cubiertos por una capa de nieve, los márgenes de la pistas blancos, también los semáforos, los garajes cerrados y un silencio constante en el trazado. Como estaba previsto, la nieve hizo su aparición durante la madrugada y la bandera roja reinó hasta el mediodía porque el helicóptero de asistencia médico no podía volar con esas condiciones.

La pista abrió finamente con tres horas de retraso y el primero en aparecer fue Fernando Alonso, que volvía a arrancar su MCL33 tras las 51 vueltas que pudo dar el lunes. El asturiano decidió dar un giro poco antes de las 13.10 cuando la temperatura del asfalto apenas había subido hasta los 3,9 grados, 1,6 más que la del aire. Tras meterse en el garaje recurrió al humor en las redes sociales subiendo una foto con la clasificación: "El coche está yendo bien en nieve por el momento. Primero en la sesión matinal", escribió el piloto de McLaren, el único que hasta ese momento había sumado una vuelta de toda la parrilla.

 La pole en solitario le duró poco a Alonso, ya que unos minutos después se sumó el Red Bull de Ricciardo, que dio una vuelta más con un pequeño percance al salirse a la grava, muestra de la poca adherencia del asfalto. Poco antes, en Ferrari se mostraban reacios a salir en unas condiciones con las que apenas pueden recolectar información útil para trabajar en el coche, algo esencial en el primer test de la temporada. Ericsson (Sauber), Kubica (probador en Williams) y Hartley (Toro Rosso), también completaron uno o dos giros al trazado. Alonso fue, en todo caso, el más valiente, el que más veces probó el coche. Completó ocho vueltas bajo la lluvia y cuando quedaban menos de 15 minutos para el final de la jornada fue el único en registrar un tiempo válido (2m 18,3 segundos). "Coche también competitivo con lluvia, primero por la tarde y más vueltas que nadie #ironía", escribió el bicampeón del mundo al término de la sesión.

Los pocos kilómetros que ha permitido el cielo de Montmeló desde el primer día ha llegado a poner sobre la mesa la posibilidad de adelantar al lunes de la semana que viene la segunda tanda de ensayos, algo difícil porque coincide con el filming day (una jornada reservada para necesidades de patrocinio) de Williams.

Los equipos, por tanto, tendrán que darse por satisfechos con un inicio de pretemporada no muy productivo. Poco partido le han podido sacar a un circuito que estrenaba asfalto y que ha sorprendido gratamente a los pilotos, por su agarre y la ausencia de baches. Tras la nieve de esta madrugada la pista no ha necesitado ningún tipo tratamiento. En Silverstone 2005, una de las pocas veces que un trazado de Fórmula 1 una situación similar, se utilizó un camión de agua caliente para eliminar el hielo de la pista.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.