Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lucas y Asensio reclaman galones a Zidane

La dupla compuesta por el gallego y el balear suma 17 goles y 16 asistencias en lo que va de temporada y ya supera en producción a Bale y Benzema

Real Madrid Leganes
Lucas y Asensio celebran el primer gol del Madrid. REUTERS

Cuatro semanas después de la histórica hazaña copera de uno y del patinazo injustificable del otro, la jornada atrasada a consecuencia del Mundial de Clubes volvió a cruzar los caminos de Leganés y Real Madrid. Sin Cristiano, de permiso este miércoles, ni los lesionados Marcelo, Modric y Kroos, Zinedine Zidane plantó en Butarque un once prácticamente idéntico al que fue eliminado de la Copa por el conjunto del sur de Madrid. Hasta ocho jugadores de aquel día, todos menos Achraf, Llorente y Nacho, figuraban en el once de francés. Una especie de opción de revancha que reconocía temer Asier Garitano en la previa. No fue para tanto. Apenas enseñó el colmillo un Madrid que se limitó a hacer lo mínimo para revertir el tanto inicial de Bustinza, ascender a la tercera posición en la tabla y no frenar su racha.

Una trayectoria ascendente que en las últimas semanas comandan dos reservistas, Lucas Vázquez y Marco Asensio. Encargados de agitar al PSG en Champions y protagonista uno, el gallego, ante la Real Sociedad y otro, el balear, en el Villamarín, la dupla de atacantes españoles volvió a reivindicar a Zidane una revisión de estatus en la plantilla. Con Benzema como espectador desde el tapete y Gareth Bale observando desde el banquillo, ambos lideraron el ataque y la victoria del Madrid. Si frente al Betis los elogios se los llevo Asensio, en Butarque la etiqueta de protagonista se la colgó Lucas. El gallego, que llegó a la cita con problemas estomacales y se marchó con fiebre, fue el artífice de la tercera remontada consecutiva de los blancos. Anotó el primer gol con un certero remate cruzado y se encargó de asistir a Casemiro en el segundo.

"Para mí tanto Lucas como Asensio siempre han sido importantes", aseguró Zidane tras la victoria. "Me alegro de que Lucas haya conseguido un gol porque se lo merece. Llegaba algo mal y ha hecho un gran partido, igual que Marco. Lo importante ahora es ver que jugadores como ellos están bien y de momento lo están demostrando". No se quiso mojar mucho Carvajal sobre la pujanza de sus dos colegas y las recientes suplencias de Bale. "Tenemos muchos partidos y el mister está rotando mucho. Todos tenemos que asumirlo y aportar lo máximo porque el que saldrá beneficiado es el equipo", esquivó el lateral.

Pero el ruido y la petición de los muchachos no son un capricho: sus números totales son mejores que los de Bale y Benzema. Asensio y Lucas acumulan 17 goles y 16 asistencias en 3.593 minutos disputados, lo que quiere decir que anotan o dan un pase de gol cada 108 minutos. Un tanto y seis asistencias menos registran entre el francés y el galés en 3.348 minutos, por lo que necesitan 20 minutos más que la pareja española para participar en una acción de gol. La diferencia se acentúa si se atiende solo a 2018: siete goles y once asistencias para los españoles por los siete tantos y dos pases de gol de los integrantes del teórico tridente titular.

De momento, Zidane parece dispuesto a recoger el guante. Les ha dado la titularidad en los tres últimos partidos ligueros y ambos contaron con minutos frente al PSG, el partido con mayor trascendencia de la temporada. Además, el técnico deslizó un mensaje en la conferencia previa al encuentro en Leganés. Aseguró que a la hora de plantear esquemas y alineaciones uno de los factores diferenciales que tendría en cuenta era el estado de forma. Atendiendo a sus palabras y sus decisiones, y al margen de la condición de intocable que todavía conserva Benzema, el mensaje parece claro: Asensio y Lucas están, como mínimo, mejor que Gareth Bale.

Zidane: "No estoy preocupado con Benzema"

Zinedine Zidane valoró la victoria de su equipo como una confirmación de que por fin alcanza la regularidad, objetivo que reclamaba el técnico desde los tiempos más complicados del equipo. Los suyos sumaron en Butarque la cuarta victoria consecutiva con 26 goles a favor y certificaron el ascenso a la tercera tabla de clasificación, donde Barcelona y Atlético siguen muy lejos. "Hemos tenido momentos difíciles y ahora estamos en un momento donde las cosas nos salen porque hacemos las cosas bien, tenemos confianza, creemos más y cada uno de nosotros, de los jugadores, están dando más en el campo. Y esto, la suma de cada uno, hace que conseguimos un gran partido", aseguró el técnico.

Zidane optó por dejar en el banquillo a Bale y le dio entrada por Benzema en la primera de sus polémicas sustituciones. La del galés porque era su tercera suplencia en cuatro partidos y la última por dar entrada a Ceballos restando solo unos segundos para el final. Cuestionado por su estrategia con el 11 deslizó que no quería arriesgar con él: "Estoy contento con Gareth, hay que ir poco a poco con él. Lo que queremos es que poco a poco encuentre su mejor nivel y eso va de esta manera. Vamos a ver los partidos que vienen ahora cómo lo vamos a gestionar. Estamos bien, en un momento bueno y voy a contar con todos”, argumentó Zidane, que, por enésima vez, salió a la defensa de Benzema, de nuevo desaparecido. "No estoy preocupado. Le gustaría marcar. El otro día ante el Betis marcó. Hoy no ha podido, pero ha hecho muchas cosas buenas para todos los demás". 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.