Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

LeBron James, Stephen Curry y sus equipos de fantasía renuevan el All Star

La cita busca estímulos con el duelo entre las formaciones elegidas por sus capitanes, una prima de 100.000 dólares a los ganadores y acaba con el formato Este-Oeste

all star nba Ampliar foto
LeBron James, en un Cleveland-Boston. AFP

Yo me cojo a Kevin Durant, dijo LeBron James. Pues yo, a Giannis Antetokounmpo, replicó Stephen Curry. Yo, a Anthony Davis; y yo, a James Harden. Y así prosiguieron las elecciones, si se da crédito a las filtraciones publicadas por la prensa estadounidense. De manera que también se sabe que la tercera elección de LeBron fue su excompañero en los Cavaliers, Kyrie Irving, y que Curry eligió como primer reserva a su compañero de equipo Draymond Green. La cita de este fin de semana, este domingo (a las tres de la madrugada del lunes hora española) se disputará el partido en el Staples Center de Los Ángeles, innova y acaba con el tradicional duelo entre la Conferencia Este y Oeste, ya que los capitanes pudieron elegir sin discrimina entre Conferencias.

EQUIPO LEBRON-EQUIPO CURRY

Equipo de LeBron James

LeBron James (Cleveland)

Anthony Davis (Nueva Orleans)

Kevin Durant (Golden State)

Kyrie Irving (Boston)

LaMarcus Aldridge (San Antonio)

Bradley Beal (Washintgon)

Victor Oladipo (Indiana)

Russell Westbrook (Oklahoma City)

Paul George (Oklahoma City)

Andre Drummond (Detroit)

Goran Dragic (Miami)

Kemba Walker (Chralotte)

Equipo Stephen Curry

Stephen Curry (Golden State)

Giannis Antetokounmpo (Milwaukee)

DeMar DeRozan (Toronto)

Joel Embiid (Philadelphia)

James Harden (Houston)

Jimmy Butler (Minnesota)

Draymond Green (Golden State)

Al Horford (Boston)

Damian Lillard (Portland)

Kyle Lowry (Toronto)

Klay Thompson (Golden State)

Karl-Antonhy Towns (Minnesota)

La fórmula elegida por una de las ligas más prestigiosas y ricas del mundo para reavivar el interés por su All Star tiene algo infantil. Ese código no escrito por el que los dos que más saben del deporte en cuestión, se reservan el derecho a elegir alternativamente a los que van a formar en su equipo.

Del ancestral método de elección de los equipos y sobre todo de la seriedad con la que se tomen el duelo va a depender que el All Star de la NBA levante el vuelo. Son ya 67 ediciones de una cita que comenzó en 1951 y se concibió como un escaparate enfrentando a los mejores de la Conferencia Este contra los de la Conferencia Oeste.

A lo largo de la historia se vivieron duelos y momentos memorables. La lista es extensa: la pugna entre Magic Johnson y Larry Bird en el de 1986, la remontada que protagonizó Allen Iverson para el Este en 2001, los últimos de Michael Jordan en 2003 y de Kobe Bryant en 2016, el show de Shaquille O’Neal en 2009, el récord de espectadores con 108.000 en el de 2010 en Dallas, el de los mates de Vince Carter en 2000, el 1992 cuando Magic reapareció tras una temporada de baja después de saberse que era portador del virus del sida, el 1988 en Chicago en el que Michael Jordan arrasó en el partido y en un extraordinario concurso de mates y, el del salto inicial entre los hermanos Gasol en 2015, sin olvidar los de Julius Erving, Jerry West, Wilt Chamberlain o Kareem Abdul-Jabbar.

Las lesiones se han cebado este año con el equipo de LeBron. Cuatro de los jugadores que eligió han tenido que ser sustituidos. DeMarcus Cousins, John Wall, Kevin Love y Kristaps Porzingis no estarán en el Staples. En su lugar formarán Paul George, Andre Drummond, Goran Dragic y Kemba Walker.

El año pasado en Nueva Orleans el gran protagonista fue Anthony Davis. Batió el récord de anotación con 52 puntos, superando los 42 de Wilt Chamberlain en 1962. Hubo también un récord de anotación conjunta, 374 puntos, tras la victoria del Oeste por 192-182. El partido agudizó la carencia de intensidad defensiva de las últimas ediciones y provocó que la NBA acelerara sus ideas sobre el replanteamiento del formato.

También se ha introducido un cambio en la retribución de los jugadores. En esta edición, cada uno de los jugadores del equipo ganador percibirá una prima de 100.000 dólares, el doble de lo que percibían hasta ahora. Los integrantes del equipo perdedor recibirán 25.000 dólares. Será un acicate más. “Lo hará más interesante”, ha dicho Kyrie Irving. “En los últimos años el partido no ha sido tan bueno como se esperaba. Somos conscientes de ello. Y este es un buen incentivo”, añade Al Horford.

Hace ya tres años también se modificó, una vez más, la fórmula del Rising Stars, o el partido de las Estrellas Emergentes. Ese partido ha enfrentado al Este y al Oeste, a los jugadores de primer año (rookies) contra los de segundo año (sophomores), a los de un equipo elegido por una estrella como Shaquille O’Neal o Chris Webber. Hasta que en 2015 se introdujo la fórmula de una selección de Estados Unidos contra otra de los jugadores nacidos en otros países.

Los concursos

Los participantes en el concurso de mates serán Victor Oladipo (Indiana), larry Nance (Lakers), Dennis Smith (Dallas) y Donovan Mitchell (Utah), que sustituye a Aaron Gordon.

En el concurso de triples estarán Bradley Beal (Washintgon), Devin Booker (Phoenix), Wayne Ellington (Miami), Paul George (Oklahoma City), Eric Gordon (Houston), Tobias Harris (Clippers), Kyle Lowry (Toronto) y Klay Thompson (Oklahoma City).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información