Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Messi-Suárez, almas gemelas

Los dos delanteros del Barça, inseparables en el campo y fuera, encadenan cinco jornadas ligueras viendo puerta y no resisten comparación en Europa

Suárez y Messi, en un entrenamiento de la semana pasada. Ampliar foto
Suárez y Messi, en un entrenamiento de la semana pasada. EFE

No es raro el día que van y vuelven de la ciudad deportiva juntos porque viven muy cerca en Castelldefels y comparten coche y trayecto. Sus mujeres tienen negocios en común, como una línea de zapatos. Pasan las vacaciones en compañía, incluso en la luna de miel de una de las parejas. Comparten el mate y de vez en cuando también un buen asado, amén de que no hay calentamiento antes de partido en el que no se unan para practicar una secuencia de pases y virguerías que hacen las delicias de los aficionados. Juegan al parchís en los viajes y, según cuentan, Coutinho tiene reservadas las fichas y el dado que ha dejado Mascherano, ya en el Hebei Fortune. Se cuentan confidencias, quedan a la salida del colegio de sus hijos y han forjado una amistad que trasladan al tapete, donde se buscan y encuentran, donde explican que no hay un dúo tan travieso ni efectivo, tampoco demoledor. Son Zipi y Zape en azulgrana; son Messi y Luis Suárez, que ya apuntan al Valencia en el duelo de ida de las semifinales de la Copa (Camp Nou, 21.30, Tele5 y GolT).

Pareció que ambos quedaban huérfanos de gol y magnetismo en verano, cuando Neymar prefirió la Torre Eiffel antes que la Sagrada Familia. Pero el técnico Ernesto Valverde agitó el sistema —del 4-3-3 al 4-4-2 a la espera de saber cómo se organizan con Coutinho y el regreso próximo de Dembélé— y dio con la tecla. Su capitalidad, como tantas otras veces, quedó patente en el último duelo liguero frente al Alavés, cuando primero el uruguayo y después el argentino batieron a Pacheco para lograr el remonte azulgrana. Un triunfo con poso y récord porque ambos jugadores encadenaban cinco jornadas consecutivas viendo portería —seis tantos de Leo por siete de Luis—, registro que no se veía en la Liga desde la temporada 1930-31, cuando Gorostiza e Iraragorri concatenaron en el Athletic las mismas tardes autografiando goles, con siete redes del primero y seis del segundo.

Las cifras les posicionan en la pole porque las otras duplas que lograron tal hazaña no consiguieron tantas dianas. Así, Messi y Neymar alcanzaron 12 goles hace cuatro cursos; Leo y Luis también firmaron 11 en la 2015-16; y Cruyff y Rexach, nueve goles en la 1973-74. Por lo que frente al Espanyol, próximo encuentro liguero tras el envite copero, el 9 y el 10 pueden romper la marca. Aunque hay otras que no se les resisten, que por algo aúnan entre los dos delanteros seis Botas de Oro y cinco Pichichis, un total de 1.001 goles —594 de Leo; 407 de Luis—, contando con los logrados con sus selecciones.

La efervescencia de Suárez se expresa en su puntería, ahora que ha logrado hacer diana en ocho encuentros consecutivos, su mejor registro histórico [en la 15-16 se quedó en siete] y que le equipara con otros azulgrana como Mariano Martín (1943) y Ronaldo (1997), también con Messi en 2012, aunque el argentino, un año más tarde, reventaría cualquier número porque contabilizó 21 partidos marcando de forma consecutiva, para terminar con 46 goles en el campeonato. Aunque si en algo le gana Suárez al 10 es en precocidad porque mientras que el uruguayo ha necesitado 115 partidos para sumar 100 redes —le siguen Eto’o (130) y Kubala (132)—, La Pulga, que empezó con 17 años, tardó 154. Números del 9 que le dejan el quinto en la lista de goleadores históricos del Barça, por detrás de Eto’o (108 goles), Kubala (131), César (191) y Leo (367).

Una dupla sin igual

Contando estas cuatro últimas temporadas, no hay un dúo en Europa tan bien relacionado con el gol como Messi y Suárez. Así, si se atienden a los tantos y las asistencias, entre los dos llegan a la cifra de 460. O, lo que es lo mismo, Leo ha hecho 180 dianas y 77 pases definitivos, por los 139 y 64 de Luis.

Los siguientes serían Cavani (131+17) y Neymar (116+81) —aunque es el primer año que defiende los colores del PSG—, que alcanzan 345; y después Cristiano Ronaldo (174+53) y Benzema (75+31), que se quedan en 333. Guarismos extraordinarios, en cualquier caso, porque si se coge a los dos mejores de la Premier y la Bundesliga en este tiempo, por más que no coincidieran en el equipo, están a la estela: Kane (124+18) del Tottenham y Agüero (117+24) del City suman 283, y Lewandowski (113+21) del Bayern y Aubameyang (125+31) del Dortmund —desde ahora en el Arsenal— cuentan 323.

Por todo ello, no resulta extraño que en esta temporada Messi y Suárez vuelvan a pedir protagonismo, hasta el punto de que han firmado 45 de los 85 tantos del Barça, que supone el 53% del total. Son Leo y Luis, Zipi y Zape, delanteros sin igual que ya afilan las botas para el Camp Nou.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información