Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chung retrata a Djokovic en Melbourne

A ritmo de vértigo, el surcoreano desquicia al exnúmero uno y lo elimina del primer grande del año: 7-6, 7-5 y 7-6, en 3h 21m. Es el primer tenista de su país que se filtra entre los ocho mejores de un Grand Slam

Djokovic, durante el partido contra Chung.
Djokovic, durante el partido contra Chung. AFP

A las once de la noche, hora australiana, la pista central de Melbourne crepitaba sin cesar porque la amenaza de Hyeon Chung fue cobrando forma hasta convertirse en una realidad. A lomos de una ola de vértigo, el surcoreano pulverizó el regreso de Novak Djokovic a las pistas con un triunfo estruendoso, de esos que dejan huella en los torneos. Después de 3h 21m de erosión venció al serbio (7-6, 7-5 y 7-6) y se presentó definitivamente al mundo con una victoria que le conduce a los cuartos de final del Open de Australia.

No es Chung un dechado de fantasía, porque en su éxito prevalecieron la fuerza y la resistencia muy por encima del talento, pero su alegría significó la pena del gigante de Belgrado. Llegó Djokovic a Melbourne después de medio año en la reserva, debido a una persistente lesión en el codo derecho, y se fue con un diagnóstico certero: no está bien, su dolencia no se cura y avista por delante otra temporada que de no haber remedio de por medio, una curación definitiva que exigirá más reposo y mucha paciencia, puede volver a ser un campo de minas.

Djokovic, de 30 años, ya había advertido de que su reinserción en el circuito iba a ser progresiva, que todavía le duele la articulación –“no está curada al cien por cien”, previno– y que no ha podido prepararse como debería. Aterrizó en Australia sin rodaje, con una nueva incorporación en el banquillo –el checo Radek Stepanek se unió a Andre Agassi– y con algunas variaciones técnicas que exigen tiempo; también, seguramente, más derrotas antes de que su tenis las interiorice. Pedía tiempo, pero con los grandes como él la competición no tiene paciencia y le reclama resultados inmediatos.

Sin embargo, habrá que esperar. Lo de Melbourne probablemente sea un anticipo. Djokovic está lejísimos de Djokovic ahora mismo y no parece que pueda acercarse a medio o corto plazo. Superó los tres primeros compromisos de forma discreta, sin estrecheces pero sin brillos ante Donald Young, Gael Monfils y Albert Ramos, y Chung se lo llevó por delante. El asiático lo atravesó como un rayo. Fue un frontón, porque escupía cada pelota que le dirigía Nole con un recital de piernas y un golpeo durísimo, por muy escorado o forzado que estuviera. Lo devolvió absolutamente todo.

Nole y el nuevo hándicap con el servicio

Chung devuelve una pelota contra Djokovic. ampliar foto
Chung devuelve una pelota contra Djokovic. AP

Sencillamente, desquició a Djokovic, que terminó derrengado por el sacrificio y al que desde el primer parcial se le captaron gestos de dolor en el codo, protegido durante todos estos días con un calentador. Sufrió el serbio, negado una y otra vez, y fue cayendo progresivamente en la trampa. Entró al trapo, a ese intercambio insustancial que le propuso el rival, y terminó desesperado. Cerró con 57 errores no forzados, entregó seis veces el servicio y cedió en todos los puntos más o menos prolongados.

Al serbio, falto de ritmo y dolorido, se le vieron las costuras. Este 2018 puede ser otro campo de minas

Chung, 21 años eléctricos, le aplicó una descarga tras otra. Convirtió 47 winners y puso patas arriba la pista Rod Laver. El pasado mes de noviembre ya dio pistas al hacerse con la Copa de Maestros de los júniors, en Milán, y en las Antípodas australianas reventó al exnúmero uno, que tiene además un serio hándicap con el saque. Para evitar que se agrave su lesión –epicondilitis lateral o codo de tenista, habitual en los jugadores y personas que hacen determinados movimientos de una forma repetitiva– ha cambiado la dinámica y padece.

Sufre y, de momento, pierde. Se le descubrieron las costuras. Chung le retrató y se convirtió en el primer tenista surcoreano que se filtra entre los ocho mejores de un Grand Slam. Divisa ahora al estadounidense Tennys Sandgren, otro que dio una campanada (es 97º en el listado mundial) eliminando a Dominic Thiem: 6-2, 4-6, 7-6, 6-7 y 6-3, en 3h 54m. Este lunes, en Melbourne, de pelotazo a pelotazo. Fuera el austriaco, adiós a Djokovic.

RESULTADOS DEL LUNES 22

CUADRO MASCULINO: Roger Federer, 6-4, 7-6 y 6-2 a Maton Fuksovics; Hyeon Chung, 7-6, 7-5 y 7-6 a Novak Djokovic; Tennys Sandgren, 6-2, 4-6, 7-6, 6-7 y 6-3 a Dominic Thiem; Tomas Berdych, 6-1, 6-4 y 6-4 a Fabio Fognini.

CUADRO FEMENINO: Simona Halep, 6-3 y 6-2 a Naomi Osaka; Karolina Pliskova, 6-7, 6-3 y 6-2 a Barbora Strycova; Angelique Kerber, 4-6, 7-5 y 6-2 a Su-Wei HSieh; Madison Keys, 6-3 y 6-2 a Carolina Garcia.

Consulta el ORDEN DE JUEGO de toda la jornada.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información