Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hyeon Chung, el rival de Nadal que empezó en el tenis porque no veía bien

Si el español vence este miércoles al joven surcoreano, al que su padre recomendó el deporte para paliar sus problemas de vista, terminará el año como número 1

Hyeon Chung en acción durante la primera ronda en París.
Hyeon Chung en acción durante la primera ronda en París. EFE

Rafael Nadal depende de Rafael Nadal. Tras la renuncia de Roger Federer a disputar el Masters 1.000 de París, al español le alcanza con una sola victoria para asegurarse terminar la temporada como número uno del mundo. Pero también puede decirse que Rafael Nadal depende de Rafael Nadal y de Hyeon Chung, su rival de este miércoles en la segunda ronda parisina. El surcoreano de 1,88 metros de estatura, 87 kg y 21 años, es parte de la nueva generación del ATP que pisa fuerte en el circuito y que busca abrirse camino entre las grandes figuras.

Con cara aún de niño e inseparable de sus gafas, la joven promesa del tenis asiático llega motivado tras vencer en primera ronda a Mischa Zverev por 6-0 y 6-2 en menos de una hora de partido. Chung comenzó a jugar al tenis por esas gafas: tenía problemas de visión y su médico le aconsejó que se concentrara en el color verde para ver mejor. Su padre, extenista y actual entrenador, pensó que jugar al tenis y seguir el punto fosforescente de la pelota ayudaría a que la vista del niño progresase. Aún utiliza las gafas, pero su juego sí mejoró.

Nacido el 19 de mayo de 1996 en Suwon, Corea del Sur, el actual número 55 del ránking ATP ganó sus primeros torneos importantes a los 12 años en el mundo junior: el Orange Bowl y el Eddie Herr. Tan solo un año después, lo fichó la prestigiosa Academia IMG Bollettieri en Florida por donde han pasado tenistas de la talla de Monica Seles, Andre Agassi, Maria Sharapova y Kei Nishikori, entre otros. Estuvo allí hasta los 15 años y a partir de entonces no paró de crecer. En 2014 debutó en la Copa Davis y en 2015 fue considerado en una votación realizada por sus colegas como el jugador con mayor progresión del año cuando escaló 122 puestos en el ránking saltando de la plaza 173 a la 51.

Pero el 2014 de Chung no solo está marcado por su debut en la Copa Davis. No. Ese año el tenista surcoreano ganó la medalla de oro de dobles en los Juegos Asiáticos. Una medalla que fue su salvoconducto para evitar el servicio militar obligatorio. "Tengo suerte de haber ganado este torneo porque si perdía en la final tendría que haber ido durante dos años al Ejército", confesó en una entrevista con la ATP. Gracias a su éxito en el tenis, Chung solo tuvo que realizar un mes de entrenamiento militar a finales de 2015 para después ya poder enfocarse de lleno en el deporte. "Fue una buena experiencia para mi vida", destacó entonces.

Hoy por hoy la única arma de Chung es su raqueta. Parte de la #NextGenATP y clasificado a las NextGen Finals —el Masters para los mejores tenistas sub-21 que se desarrollará entre el 7 y el 11 de noviembre en Milán—, su meta es seguir superándose a sí mismo. En septiembre de este año ya alcanzó su mejor puesto, el Nº44 en el ránking, y sumó su octavo título de Challenger en Maui, Hawái. 

Su único enfrentamiento ante Rafael Nadal fue este año en los cuartos de final del Conde de Godó en Barcelona. La victoria se la llevó el español, pero no la tuvo nada fácil: 7-6 (1) y 6-2 en una hora y 44 minutos. En los Grand Slam no tuvo grandes actuaciones, pero luchó contra importantes jugadores: en Australia cayó 1-6, 6-4, 6-4 y 6-4 ante Grigor Dimitrov; en Roland Garros alcanzó tercera ronda y perdió 7-5, 6-4, 6-7, 0-6 y 6-4 ante Kei Nishikori; en Wimbledon no participó por una lesión en el tobillo; y en el US Open llegó hasta segunda ronda donde el gigante John Isner lo aplastó 6-3, 6-4 y 7-5.

Nadal vuelve en París a la competición después de su ausencia en Basilea por una dolencia en la rodilla derecha. Aspira a ganar por primera vez allí, donde su mejor resultado fue la final del 2007. "Si gano será importante. Pero la temporada no ha terminado y no es momento de pensar mucho en ello", declaró el español, precavido, sabiendo que enfrente tendrá un rival que seguramente le dará pelea.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información