Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Melendo o el resurgir de la cantera blanquiazul

El extremo, verdugo del Barça en la Copa, es uno de los 12 jugadores del Espanyol formados en el fútbol base

Melendo celebra el triunfo del Espanyol ante el Barça. Ampliar foto
Melendo celebra el triunfo del Espanyol ante el Barça. Getty Images

El 25 de noviembre de 2012, Tito Vilanova alineó un equipo de 11 canteranos en el Ciutat de València. El Barça ganó 0-4. Tenía para elegir el exentrenador azulgrana: 16 de los 25 jugadores de su plantilla, el 64%, llevaban el sello de la Masia. Entonces, Javier Aguirre mandaba en el banquillo del Espanyol. El mexicano, en cambio, no tenía un grupo tan pleno de canteranos, en un club acostumbrado a presumir de su fútbol base. Aguirre contaba con nueve futbolistas formados en las inferiores blanquiazules (36%). “Nuestra visión es que la plantilla del primer equipo esté constituido por 25 jugadores formados en la casa”, asegura Fran Navarro, coordinador del fútbol base blanquiazul; “sabemos que es difícil, pero trabajamos con esa ilusión”. Hoy, Sánchez Flores cuenta con 12 canteranos en su grupo (48%); Ernesto Valverde, con nueve (36%).

“El modelo Barça no ha cambiado, es el mismo de siempre. El Barça ha fichado a grandísimos jugadores siempre. Los mejores del mundo han estado aquí y, al mismo tiempo, se ha tirado de la cantera para tener jugadores con un estilo propio”, defiende Valverde. El Barcelona domina en todas las categorías. En el Juvenil, Cadete, Infantil, Alevín y Benjamín, el Barça encabeza la clasificación. El Espanyol siempre persigue a los azulgrana, con excepción del Juvenil y del Benjamín. “Es como siempre, entre el Barça y el Espanyol nos disputamos casi todas las ligas”, explica Navarro. El Barça invierte 30 millones de euros en su fútbol base (el 3% de su prepuesto); el Espanyol, cinco, el 6%. “Esto va a hornadas, la generación de Melendo, Marc Roca y Aarón nos trajo muchos éxitos”, añade el coordinador del fútbol base blanquiazul.

Desde la escuela

Y del fútbol base al primer equipo, Melendo (Sant Adrià, 20 años) despierta al Espanyol. El canterano consiguió lo nunca visto ante el Barça en la Copa, para él y para el equipo blanquiazul. Melendo firmó su primer gol en la élite, un tanto que se tradujo en el primer triunfo del Espanyol ante el Barça en el RCDE Stadium. “Fue el día más feliz que viví en el club desde que llegué aquí hace 15 años”, aseguró Melendo. Su caso es paradigmático para Javi López, capitán del cuadro de Quique. “Óscar primero pagó para jugar con la camiseta del Espanyol”, dijo el lateral. No le falta razón a Javi López. Melendo, vecino de la Ciudad Deportiva Dani Jarque, llegó al Espanyol para jugar en la escuela. Fue cuando los ojeadores lo captaron para el fútbol base. Escaló todas las categorías inferiores hasta saltar al primer equipo la temporada pasada. Es la primera vez que esto sucede en el Espanyol.

“Este chico es muy fuerte mentalmente. Tiene un talento especial, me alegro de que quede en la historia que un prebenjamín haya sido quien derribó al Barcelona”, aseguró Sánchez Flores. Capitán en la mayoría de las categorías del fútbol base, Melendo no sabía lo que era gritarle un gol al Barça. “Tantos derbis y nunca le había marcado un gol. Ha sido increíble”, concluyó el extremo blanquiazul. “Es trabajador, humilde, ¡Qué mejor premio para un canterano que su primer gol en Primera sea al Barça!”, subraya el capitán blanquiazul David López. “Melendo es un ejemplo para todos los chicos del fútbol base. Hoy, miran al equipo de Quique y ven que si trabajan, las puertas del primer equipo están abiertas”, concluye Fran Navarro.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información