Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia Nieto recurre la decisión de la jueza, que había sobreseído el caso de la muerte del piloto

La causa sigue por ahora la vía civil al entender los tribunales que Ángel Nieto no llevaba bien abrochado el casco

Homenaje a Nieto en Jerez.

La familia del expiloto de motociclismo Ángel Nieto,  fallecido en la isla de Ibiza el pasado mes de agosto tras un accidente de tráfico, ha recurrido la decisión de la jueza a cargo del caso de la muerte del piloto y pide que siga la causa penal al entender que “la investigación no ha terminado”, según explicó a EL PAÍS el abogado de la familia, Antonio Miama. El pasado diciembre, la responsable del Juzgado de Instrucción número 2 de Ibiza dictó el sobreseimiento del caso al considerar, entre otras causas, que Nieto falleció porque no llevaba correctamente abrochado el casco. Desde entonces la causa sigue por la vía civil.

La familia del piloto cree que “dicha conclusión no se ha obtenido de ninguna prueba objetiva” y que, en cualquier caso, que llevara el casco desabrochado “en nada influye acerca de la producción del accidente, que ocurrió por culpa exclusiva” de la ciudadana alemana que colisionó con el quad que conducía Nieto.

El recurso destaca además las “importantísimas contradicciones y deficiencias en el atestado de la Guardia Civil”, insiste en que no da por concluida la investigación y pide que siga la causa penal para que declaren los agentes que lo elaboraron, los policías locales que acudieron al lugar del accidente y el testigo ocular de los hechos.

El recurso, pues, va directamente en contra de las estimaciones iniciales de la jueza, que atendió la petición de la conductora, una mujer alemana de 38 años residente en la isla, que pidió el sobreseimiento del caso en noviembre. “El informe médico forense concreta que la causa fundamental de la muerte de Nieto fue un traumatismo craneoencefálico y resulta que la omisión de abrocharse el casco del piloto concurre directamente con dicha causa”, señalaba el auto, de acuerdo con el informe elaborado por los agentes de la Guardia Civil.

Los responsables del atestado señalaron que el accidente fue consecuencia de una imprudencia leve cometida por la conductora —se trataría pues de una infracción general del código de circulación y no tipificada en el código penal—, y los perjuicios económicos derivados del mismo se deberían dirimir así en una causa civil, pues no se apreciaba responsabilidad penal. Así lo publicó en su día la revista Interviú.

Nieto, el piloto español más laureado de la historia, 13 campeonatos del mundo en su palmarés, falleció después de ocho días ingresado en la UCI de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario de Ibiza. El accidente se produjo el 26 de julio cuando iba al mando de un quad en la carretera de Santa Gertrudis, en la isla de Ibiza, donde poseía una casa y pasaba largos periodos vacacionales junto a su familia.

El mítico campeón estaba frenando en el momento del choque, cuando fue golpeado por detrás por un coche, cuyos ocupantes no sufrieron heridas. Salió despedido del vehículo de cuatro ruedas y perdió el casco antes de impactar contra el suelo y recibir un fuerte golpe en la cabeza: sufrió un traumatismo craneal y le indujeron el coma. Su estado parecía mejorar tras días en el hospital, tanto que el miércoles 2 de agosto el parte médico apuntaba a que estaba “en proceso de despertar del coma inducido”. Pero la madrugada del día siguiente sufrió un edema cerebral, su estado empeoró súbitamente y falleció esa misma tarde. Tenía 70 años.

Más información