Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

De Manolo Santana a Feliciano López: relevo en la dirección del Mutua Madrid Open a partir de 2019

El toledano, de 36 años y aún en activo, tomará las riendas tras una primera experiencia como adjunto. Debutó en el torneo en 2002, con 21 años, y es el único jugador que ha participado en todas las ediciones

Feliciano López y Manolo Santana posan durante el acto.
Feliciano López y Manolo Santana posan durante el acto.

Mientras las frías ventoleras paseaban a su aire por la Plaza de Cuzco, en una zona céntrica de Madrid, en el interior de un hotel se producía una escena simbólica: Feliciano López, tenista en activo de 36 años, estrechaba su mano derecha con la de Manolo Santana, el pionero que abrió camino y ahora 79 años llevados con el buen vestir que le caracteriza. “Hay que ser elegante siempre, te pongas lo que te pongas”, decía el madrileño después de un acto organizado por la dirección del Mutua Madrid Open en el que se anunció el relevo: a partir de 2019, el jugador toledano tomará las riendas de la dirección de torneo como relevo de Santana, que pasará a convertirse en presidente de Honor.

“Para mí Madrid es especial”, reconoció Feliciano. “recuerdo cuando jugué la primera vez, en 2002. Le llamaba a Manolo todos los días para pedirle que me concediera una invitación, porque para mí jugar aquí era lo máximo”, rememoraba el 36 del mundo, quien entonces perdió en los octavos después de marcarse un partidazo (7-6, 6-7 y 7-5) contra el estadounidense Andre Agassi en el Rockódromo de la Casa de Campo, el marco previo a la Caja Mágica. “Yo era todavía un niño, pero a partir de ese momento me di cuenta de que podía jugar contra los mejores”, amplió Feliciano, impecablemente trajeado, presente en todas las ediciones del único Masters 1.000 que se disputa en España.

Si las lesiones no lo impiden, también intervendrá en la próxima (del 4 al 13 de mayo), en la que ya compaginará la pista con el despacho, al ejercer el cargo de director adjunto como antesala al 2019. “Tú has ganado en Queen’s, pero yo en Wimbledon… ”, bromeó Santana en un instante del acto, en el que también se pronunció el CEO del torneo, Gerard Tsobanian. “Comencé esta aventura hace 17 años junto a Manolo”, recordó el ejecutivo; “él fue fundamental para traer el evento a Madrid, para convencer a las autoridades y atraer a los patrocinadores. Seguirá siendo parte de la familia y Feliciano tomará la dirección en 2019”.

Relevo que agrada sobremanera a Santana. “Me alegra mucho que Feli se incorpore al equipo", valora el histórico deportista español; "es un fichaje espectacular e intentaré enseñarle todo lo que pueda. Al principio él será el que esté a mi lado para aprender y luego seré yo el que esté a su lado para apoyarle en todo. Haremos un gran equipo”, prosiguió Santana. "Hoy me siento como si Manolo me diera un nuevo una wild card, para trabajar con él, y espero poder aprovecharlo. Será una responsabilidad hacer que su legado perdure”.

De este modo, Santana –campeón de Roland Garros (1961 y 1964), Wimbledon (1966) y US Open (1965)– tendrá en Feliciano su heredero. El toledano, afincado en Madrid desde hace muchos años y muy apreciado en el vestuario por el resto de jugadores, quiso matizar que el aceptar la dirección no significa que selle su carrera al término de la próxima temporada. “Ya hay otros tenistas, como Tommy Haas, que compaginan la gestión con la pista. Jugaré el próximo año y el siguiente ya veremos…”, cerró Feli, ganador de seis títulos de la ATP e integrante de la generación dorada del tenis español.

Más información