Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Scariolo: “Es como si hubiéramos ganado una medalla”

El seleccionador valora emocionado el compromiso de su equipo: "Estos jugadores están para siempre en mi corazón", y elogia la figura de Quino Colom: "Me la jugué con él y ha respondido con creces"

Scariolo, en un tiempo muerto
Scariolo, en un tiempo muerto EFE

Con apenas cuatro entrenamientos como rodaje la nueva selección española superó uno de los trances más complejos de su exitosa historia reciente: el primer capítulo de las ventanas FIBA. “Es el momento de apreciar la misión cumplida. Esta es otra de nuestras grandes páginas; igual no entra en los álbumes de oro, pero en el álbum de oro de mi corazón estará muy arriba”, contó Sergio Scariolo con la voz gastada en su emotivo relato. “He disfrutado mucho de esta semana y me voy como si hubiera ganado una medalla en una competición”, valoró el seleccionador. “No me olvidaré nunca de estos jugadores y de lo vivido en esta concentración. Alguno, no sé si de forma descriptiva o despectiva, habló de equipo C. Pero la única C que yo puedo asociar a estos jugadores es la C de corazón, compromiso y calidad. Hemos jugado muy bien al baloncesto y lo hemos hecho con tan solo cuatro días de entrenamiento. Hemos honrado este deporte a un altísimo nivel”, prosiguió el técnico de Brescia con los ojos vidriosos. Liderada por Quino Colom (25 puntos) y Sergi Vidal (6 de 7 en triples), España abrió una ventana de carácter para salir del atolladero.

“Era muy difícil y teníamos mucha presión. Pero sabíamos lo que teníamos que hacer. Formamos un grupo muy unido en apenas una semana y logramos dos victorias importantísimas”, continuó Fran Vázquez. El capitán de la selección reivindicó el papel de un grupo inédito que acreditó la salud y la profundidad competitiva del baloncesto español. “Desde el primer día nos aislamos de todos los comentarios y nos centramos en enterarnos de todo lo que nos pedía Sergio (Scariolo) y hemos disfrutado. Sin pensar en el día de mañana. Nuestro orgullo siempre estará ahí y así hemos defendido esta camiseta”, remató.

El seleccionador dedicó un aparte en su comparecencia de prensa al líder sobre la pista de este equipo: Quino Colom. El base del Unics Kazán, de 29 años, firmó 15 puntos, cuatro rebotes y cuatro asistencias ante Montenero y, tres días después, multiplicó sus prestaciones con 25 puntos, tres rebotes y nueve asistencias ante la Eslovenia campeona de Europa. “En el puesto de base tenemos un nivel altísimo y me alegro mucho por él. Hace un año me la jugué un poquito y le dije: ‘pase lo que pase vas a ser el base titular del equipo en la clasificación para el Mundial’, confesó Scariolo. “Por lo que le había visto en los entrenamientos y por lo que ha demostrado en su equipo se merecía esta oportunidad. Hay jugadores con los que el baloncesto y la selección ha sido involuntariamente injusto. Colom habría merecido jugar alguna competición, pero no ha sido posible por el nivel de competencia en ese puesto”, señaló. El base andorrano, siempre a la sombra de los Calderón, Ricky, Llull, Chacho o Vives, gobernó el partido y marcó la pauta de un equipo orgulloso. “Tenía clara la apuesta y ha respondido con calidad, clase y liderazgo. Le hemos asignado un rol más destacado y ha respondido tremendamente bien”, resumió el seleccionador.

Scariolo no valoró el “futuro de incertidumbre” en torno a las ventanas, pero insistió como cierre en el orgulloso reconocimiento a su equipo. “Me esperaba, carácter, personalidad, porque hemos elegido a los veteranos adecuados por liderazgo… Sabía que íbamos a competir hasta el final, pero los jugadores han ido más allá de lo esperado. Han jugado los 12 y se han superado”, remató.

El nuevo sistema de clasificación de la FIBA para el Mundial de China de 2019 incluye una primera fase con ocho grupos de cuatro equipos cada uno. España está encuadrada en el grupo A junto a Montenegro, Eslovenia y Bielorrusia. En primera instancia, se clasificarán los tres primeros de cada grupo después de disputar seis partidos repartidos en tres ventanas. Superada esta primera, y si se mantiene la guerra fría entre la FIBA y la Euroliga, las siguientes serán ya en 2018, del 21 al 27 de febrero, y del 26 de junio al 3 de julio. En la segunda fase, que se disputará entre septiembre de 2018 y febrero de 2019, se formarán otros cuatro grupos de seis equipos de los que se clasificarán los tres primeros para el Mundial.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información