Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El extraño caso del ‘novato’ Albert Oliver

Con 39 años, el base del Herbalife Gran Canaria se convirtió el viernes ante Montenegro en el debutante más veterano en la historia de la selección española. Este domingo, España-Eslovenia (19.30, Be Mad)

Albert Oliver, con la selección española
Albert Oliver, con la selección española feb

Su currículo es una oda a la perseverancia. Con 39 años, cinco meses y 20 días, Albert Oliver se convirtió el viernes en Podgorica en el debutante más veterano en la historia de la selección española de baloncesto tras dos décadas en la élite de la ACB. “Es un poco extraño a estas alturas. Cuando colgué tras recibir la llamada de Scariolo se lo dije a mis hijos y se reían, pensaban que era mentira. Ellos no están al tanto del lío de las ventanas. Luego ya se lo expliqué un poco y ahora, a disfrutarlo todos”, contaba el base del Herbalife Gran Canaria tras el segundo entrenamiento como internacional. Tras derrotar con solvencia a Montenegro (66-79), España recibe a Eslovenia este domingo en el Coliseum de Burgos (19.30, Be Mad) en el segundo partido de la clasificación para el Mundial de China 2019.

“Esperemos que este conflicto sea temporal y que a la selección vayan siempre los mejores. Si yo fuese aficionado preferiría ver a Ricky o al Chacho antes que a mí, seamos honestos. Ojalá se arregle pronto. Los jóvenes que están aquí tendrán más oportunidades seguro; yo no lo sé”, señala con veterana modestia Oliver, que estará arropado por su familia en el partido ante la campeona de Europa.

Vestir de rojo ha sido el último gran hito de una carrera maratoniana que comenzó en Tarrasa y despuntó en Badalona. Siempre con la constancia como libro de estilo. Oliver debutó en la ACB con el Joventut de Alfred Julbe en la temporada 1997-98 pero, como metáfora de todo lo que vendría después, la pendiente comenzó a inclinarse. Le esperaba un camino sufrido. “En la Penya no tenía hueco, porque habían subido a Raül López el año anterior y luego regresó Rafa Jofresa. Me fui a Lleida, donde al segundo año subimos a la Liga ACB, pero no quisieron que continuase allí. Posteriormente, fiché por el Manresa, con el que volví a subir a la ACB al año siguiente”, recuerda.

Fue su hermano el que le metió el gusanillo del baloncesto. “Con seis años dejé el taekwondo y empecé con el baloncesto. Llegué a jugar con mi hermano, yo como juvenil y el como senior, en el Esperia, y también nos enfrentamos en cuatro partidos en EBA. Él estaba en Santa Coloma y yo, en Sant Josep de Badalona. Soy de la generación que se enganchó a esto con los Bulls de los 90. Me acuerdo de levantarme de madrugada para ver las finales Bulls-Lakers”, confiesa. Ahí comenzó el viaje de un chaval que idolatraba a Epi mientras jugaba en canchas de asfalto con tableros mordidos.

La ocasión de 2005

En Manresa, Oliver hizo carrera (2001-2006), consolidó su proyección y recibió la llamada de la selección. “Estuve en las categorías inferiores y en mi último año estaba en la preselección para ir a los Juegos Mediterráneos de 2005, con Pesquera como seleccionador, pero fue cuando di positivo por Finasteride, un tratamiento para evitar la caída del cabello que incluye la ingestión de un medicamento llamado Propecia. Era una sustancia que se podía tomar, luego la prohibieron y ahora se puede volver a tomar”, rememoraba hace unos meses en EL PAÍS, antes de la Copa de Vitoria, en una entrevista en la que se mostraba categórico sobre sus opciones como internacional. “Después de aquel episodio no tuve más oportunidades y no las volveré a tener”, contaba entonces. Ahora el conflicto entre FIBA y Euroliga le han abierto inopinadamente las ventanas de la selección.

Albert Oliver, con la selección española
Albert Oliver, con la selección española feb

“He tenido buenos momentos en los que pude haber estado. Mi último año y medio en Badalona en la 2012-13 fue muy bueno, por ejemplo, pero si tienes gente mejor que tú no puedes ir, es lo que hay. Lo tengo claro”, explica Oliver que, por dos meses y 16 días, es el jugador más veterano de la Liga Endesa por delante de Sitapha Savané. “Parece que él se retirará este año. Yo espero seguir jugando más tiempo porque me veo con ganas”, anuncia. Retirados Montañez y Nocioni y con Mumbrú a unos meses de colgar la camiseta, tan solo Felipe Reyes y Juan Carlos Navarro (37 años) acechan de lejos a Oliver.

Dejó su sello en Valencia (2006-2009) y Estudiantes (2009-2011), regresó a Badalona (2011-2013) y voló a Gran Canaria, donde en septiembre de 2016 estrenó su palmarés conquistando la Supercopa. La pasada jornada el base del Herbalife se convirtió en el quinto asistente histórico de la Liga Endesa (1.775), superando a José Luis Llorente y solo por detrás de Pablo Laso, Nacho Azofra, Nacho Rodríguez y Elmer Bennett y, con 539 partidos ligueros, su nombre asciende cada semana en todas las clasificaciones históricas.

“La constancia también es un camino al éxito”, sentencia. “Físicamente vas empeorando con los años, así que tienes que evolucionar en otros aspectos. Yo soy mucho mejor jugador ahora que hace 10 años porque entiendo mejor el juego. Además, nunca fui un portento físico. Por eso agudizas el ingenio y creces en lo técnico y lo táctico”, explica Oliver. Esta temporada, es el segundo jugador más valorado de su equipo (solo por detrás de Eulis Báez) y el tercero en minutos. Imprescindible para Luis Casimiro. Un prodigio de regularidad. En noviembre de 2010 se perdió cinco partidos con el Estudiantes, tres de Eurocup y dos de Liga Endesa y, desde entonces, no ha fallado nunca más.

“Nunca es demasiado tarde (...). No hay límite en el tiempo”, dice Brad Pitt en el personaje de Benjamin Button. El extraño caso de longevidad de Albert Oliver le ha llevado a ser internacional con 39 años. “Estoy encantado. Tenía claro que si me llamaban venía de cabeza porque no creo que tenga muchas más oportunidades. A saber qué pasa en la siguiente ventana. De momento, vivo la experiencia. Luchar por entrar en el Mundial es una misión muy importante”, cierra el novato más veterano de España.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información