Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Lille prescinde de Bielsa

El club francés suspende de forma momentánea al preparador argentino tras apenas seis meses en el cargo

Bielsa, durante el partido entre el Lille y el Saint-Etienne.
Bielsa, durante el partido entre el Lille y el Saint-Etienne. AFP

Marcelo Bielsa ya no es entrenador del Lille. Así lo ha anunciado este miércoles el club francés en un comunicado en el que explica que se decidió suspender de forma temporal al preparador argentino de su cargo de entrenador previo probable paso a un despido. El Lille perdió el lunes contra el Amiens (3-0) su séptimo partido liguero de la temporada y ocupa la penúltima posición de la tabla, un resultado muy lejano del objetivo -estar entre los cinco primeros- que le fijó inicialmente Gerard López, el multimillonario dueño hispano-luxemburgués.

Bielsa llevaba apenas seis meses al frente del Lille. El extécnico del Athletic Bilbao y del Marsella llegó a principios de temporada en el norte de Francia con la intención de implementar allí su laboratorio futbolístico, formado por una legión de jóvenes talentos de Francia y de Sudamérica (Thiago Mendes, Luiz Araujo, Yassine Benzia), las dos mayores canteras del mundo, pero los primeros resultados tardaron mucho en llegar, algo que suscitó la frustración de la afición y la desconfianza hacia su proyecto por parte de la directiva del LOSC, conformada también por Marc Ingla, el ex director marketing del Barça, y Luis Campos, exasesor de José Mourinho en el Real Madrid.

La prensa francesa relató en muchísimas ocasiones las fuertes discrepancias que podía mantener Bielsa con sus superiores, no tanto sobre el diseño de la plantilla, que supervisó y aprobó durante el verano por un coste total de unos 60 millones de euros, sino con la gestión de los recursos futbolísticos que disponía. En concreto, muchos futbolistas se quejaron de que Bielsa les obligara a jugar en posiciones a las que no estaban acostumbrados. En las últimas semanas, López presionó a Bielsa a través de Campos para que suavizara su esquema, con el fin de levantar el vuelo, pero el técnico argentino se obsesionó. Su despido, según cifras del diario L’Equipe, podría costarle a López entre 14 y 16 millones de euros.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.