Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristiano y Benzema, los más desacertados

El portugués lleva una diana en 48 remates. El francés y él, menos efectivos que nunca, solo suman el 9% de los tantos del Madrid

Cristiano Ronaldo resopla durante el partido contra Las Palmas. Ampliar foto
Cristiano Ronaldo resopla durante el partido contra Las Palmas. EL PAÍS

El Real Madrid suma 22 dianas en lo que va de Liga, pero Cristiano Ronaldo y Karim Benzema han marcado solo un tanto cada uno. Es decir, los goles de la delantera blanca representan apenas un 9% del total del equipo, que tiene a Asensio e Isco como máximos realizadores (4). El francés fue pitado por el público del Bernabéu cuando fue sustituido. Cristiano, desesperado después de nueve remates sin premio, fue mimado con aplausos. Nunca, desde que ambos llegaron al Madrid en 2009, habían tenido un peor porcentaje de acierto a gol en las primeras 11 jornadas de Liga. El de Benzema es del 6,6%: un gol en 18 remates. El de Cristiano, que se perdió por sanción las cuatro primeras citas, todavía peor, el 2,7%: 1 de 48. Entre los jugadores del Madrid que han marcado al menos un tanto, son los dos peores promedios.

Benzema ya vivió otras temporadas de sequía a estas alturas de campeonato (un tanto en la 2010-11 y 2012-13), pero para encontrar registros parecidos en el Google de CR hay que remontarse a su época en la Premier. En la temporada 2003-04 y 2005-06 sumaba un gol después de 11 jornadas; y ninguno en la de 2004-05. “Cristiano marcará la diferencia. No la hace ahora en Liga, pero hace otras cosas”, dijo el domingo Zidane. Celebró, de paso, que por primera vez tendrá toda la delantera del equipo (la BBC) durante el parón de selecciones. “Les vendrá bien a los tres volver a trabajar juntos”, apuntaban ayer desde Valdebebas.

Cristiano, al menos, se ha desahogado en Champions con seis goles en cuatro partidos. “Eso es algo que no lo resuelve el entrenador sino uno mismo. Solo el jugador puede volver al camino que le ha aupado”, reflexiona Amancio Amaro, 14 temporadas en el Madrid y undécimo máximo goleador en la historia del club con 155 dianas (16 menos que Butragueño). ¿Vivió alguna sequía así? “Es que ahora estamos hablando de muchos goles. En mi época no se metían tantos… Siempre hay fases en las que se decae un poco, pero no dejan de ser eso, momentos de la temporada. Afectan, claro que sí, porque se genera cierta ansiedad por pensar que es un maleficio que se va a seguir repitiendo”, responde. ¿Cómo se sale? “A base de fe y pensando que las cosas volverán por el buen camino”, apunta.

Media por minutos

Centrarse en el siguiente partido es también el consejo que da Juan Carlos Álvarez Campillo, preparador mental que trabaja con el seleccionador español, Julen Lopetegui: “Las sequías afectan en la medida en la que le sigues dando vueltas cuando ves que estás cerca y no resuelves. No hay que darle más importancia, sino insistir en que van a entrar porque siempre lo han hecho. Mucho depende de cómo lo procesa cada uno: si estás repitiendo ‘no estoy bien, no estoy fino, he perdido puntería’ te genera tensión”.

La tensión la tenía el Madrid en su conjunto. El domingo empezó a liberarse con el 3-0 al Las Palmas y a jugar con más soltura después del golazo de Asensio. Los únicos que, después de dos derrotas seguidas (Girona y Tottenham), no sintieron la goleada como una liberación fueron Cristiano (que promedia un tanto en Liga cada 630 minutos) y Benzema (uno cada 480). El primero porque vive del reconocimiento del gol y porque unos días antes había invitado a buscar en la red su nombre para contemplar su obra. Benzema porque recela de los que sólo le miran y juzgan como un nueve. El caso es que nunca habían tenido tan poco peso en los goles del equipo a estas alturas de temporada.

Benzema, que lleva siete remates a puerta (18 en total) en los siete partidos de Liga que ha disputado esta temporada, había rematado menos sólo en la 2012-13 (cuatro disparos a puerta y un gol en nueve partidos). Terminó aquella temporada con 11 tantos, uno de sus peores registros (en la 2009-10 marcó ocho pero no jugaba con continuidad). Con un remate a puerta más que este año, en la 2011-12 anotó cuatro dianas. Es decir, le entraba uno de casa dos disparos. En la 2014-15, también con ocho remates a puerta, llevaba seis goles.

Cristiano, que lleva 13 remates a puerta, no había rematado tan poco entre los tres palos desde la campaña 2009-10: también fueron 13 pero marcó cinco goles: le entraba uno de cada 2,6 disparos. Su peor racha en el Madrid (del que es el máximo goleador) fue la de la temporada pasada, en la que en las primeras 11 jornadas promediaba un tanto cada 135 minutos. En dos semanas el conjunto blanco visitará el Wanda en el derbi ante el Atlético. Pueda que vuelva Bale y la BBC, otro examen ante el gol.

Más información