Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ferran Torres, la joya sub-17 que se asoma a Primera

El Valencia asciende y blinda con una cláusula de 25 millones a uno de los líderes la selección que hoy busca ganar el Mundial

Ferran Torres celebra su gol en semifinales.
Ferran Torres celebra su gol en semifinales. AFP

En la selección española, sus compañeros lo comparan con Gonçalo Guedes, por su potencia, su zancada y sus latigazos al balón. Él, en cambio, no para de ver vídeos de Marco Asensio, su ídolo y el jugador en el que ha decidido fijarse. Brilló frente a Irán y contra Malí. Lleva dos goles. Es Ferran Torres, otro niño superdotado del Valencia que esta tarde liderará a España junto al barcelonista Abel Ruiz y al madridista César Gelabert ante Inglaterra en la final del Mundial sub-17 de la India (16.30, GolTV y Eurosport 1), donde opta al premio al mejor jugador del torneo.

"Es completo, domina muchas facetas del juego. Es potente, veloz y coordinado en carrera con el balón pegado al pie y tiene resistencia e impulso en el salto. Tiene cambio de ritmo y desborde, tanto por dentro como por fuera. Es imprevisible. Cuando encara puede salir por cualquier lado porque maneja ambas piernas. Además, tiene centro, finalización y un buen golpeo en carrera", cuenta José Giménez, director de captación de la Ciudad Deportiva del Valencia, sobre el extremo.

"Esta temporada ha mejorado en el remate de cabeza y en la interceptación defensiva. Va a jugar pronto en Primera. Ahora bien, no lo ensalcéis mucho que las portadas hacen daño y él todavía tiene que comer alfalfa", sentencia Giménez, que conoce a Ferran desde que ingresó en el Valencia a a los seis años.

Acompañado por su padre, Ferran se presentó una tarde a las pruebas de captación del club valenciano. Hasta entonces solo había jugado al fútbol sala en su colegio de Godella, las Escuelas Profesionales Luis Amigo. Las superó sin problemas y pasó a formar parte del prebenjamín B. Hoy, 11 años después, juega en el Mestalla (el equipo filial) que conduce Lubo Penev, es una de las joyitas de Paterna, y abandera a la portentosa generación que puede ganar el primer Mundial sub-17. "Es un reto tratar de ganar el Mundial porque es algo que no se ha conseguido nunca y ser los primeros sería un orgullo para todos. Para ganar tenemos que salir a disfrutar al máximo", comentó el futbolista tras las semifinales.

Madrid y Barça, a por él

A la India se ha ido acompañado de Hugo Guillamón, compañero en el Valencia y decisivo en la zaga de España. Y se ha reencontrado con Abel Ruiz y Víctor Chus, formados también en Paterna, con los que compartió vestuario hasta que los dos grandes se los quitaron al Valencia. Sucedió que tras un torneo en Brunete, los cazatalentos del Real Madrid se llevaron a Víctor y los del Barcelona a Abel. El Valencia perdió potencial pero conservó a Ferran pese al insistente interés del Madrid. El jugador y su padre han visitado Valdebebas "como cortesía hacia el Real Madrid" pero su entorno ha preferido "que siga formándose en el Valencia".

Ferran es el futbolista de la quinta del Mundial que más cerca está de jugar en Primera. Justo antes de la disputa del torneo, el Valencia le comunicó a Leaderbrook, la empresa que lo representa, que ejercía de forma unilateral la cláusula de ampliación del contrato. A partir del 1 de enero de 2018, tendrá licencia del primer equipo, no podrá bajar al filial, ampliará su contrato por una temporada más, hasta julio de 2020, y su cláusula aumentará desde los ocho hasta los 25 millones de euros. Ante el interés del Madrid, la presión también del Barcelona y el interés de otros grandes clubes europeos, el Valencia no ha dudado en proteger a su perla