Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía se querella contra Marcelo por defraudar a Hacienda 491.000 euros

La denuncia se centra en una serie de operaciones en torno a los derechos de imagen del brasileño

Marcelo, en un partido con el Real Madrid.
Marcelo, en un partido con el Real Madrid. Cordon Press

Marcelo ha pasado este martes a engrosar la lista de futbolistas señalados por la lupa de Hacienda. La Fiscalía Provincial de Madrid anunció que se ha querellado contra el lateral brasileño del Real Madrid ante el juzgado de Instrucción de Alcobendas por un posible delito contra la Hacienda Pública en relación al IRPF del ejercicio de 2013. El ministerio público cifra el fraude tributario en 490.917,70 euros.

Marcelo optó entre los años 2007 a 2012 por la aplicación del régimen fiscal especial aplicable a los trabajadores desplazados a territorio español —la llamada Ley Beckham— por lo que la deuda tributaria se determinaba “exclusivamente” por las rentas obtenidas en España. Sin embargo, una vez expirado ese plazo de tiempo ámbito especial, el futbolista comenzó a tributar conforme a las normas generales del IRPF, es decir, por su renta mundial sin tener en cuenta el lugar donde se hubiera producido o su lugar de residencia.
La querella describe la estructura societaria con la que supuestamente se valió el jugador para ocultar los beneficios derivados de la explotación de sus derechos de imagen. Según el escrito, Marcelo cedió en 2006 sus derechos de imagen a la sociedad uruguaya Consultora Heltry, S.A. por 70.000 dólares (unos 59.500 euros). En 2007, esa empresa cedió los mismos derechos por un precio de 802.813 euros a la sociedad británica Chatarella Investors Limited con vigencia hasta el 30 de junio de 2012. En 2013, ambas sociedades resolvieron el contrato firmado en 2007 y Heltry volvió a ceder los derechos de imagen de Marcelo a otra sociedad uruguaya llamada Birsen Trade S.A. Para el ejercicio de ese año, la declaración del futbolista salió a devolver 10.258 euros.
La fiscalía acusa al futbolista de presentar en plazo las declaraciones de IRPF de los ejercicios 2011, 2012 y 2013 “sin declarar cantidad alguna procedente de la explotación de los derechos de imagen”, algo que hizo “con ánimo de obtener un beneficio fiscal ilícito”.
“Todas estas estructuras societarias fueron utilizadas por el obligado tributario con el objeto de hacer fiscalmente opacos los beneficios procedentes de la explotación de sus derechos de imagen”, explica la querella.
La comisión del delito se habría producido supuestamente en 2013. Ese año, la empesa Birsen Trade logró unas rentas de 1.168764,38 euros “aparentemente derivadas de la explotación de los derechos de imagen del querellado” facturadas al Real Madrid, a Adidas y a Panini. La fiscalía incide en que esa cantidad debió haberse ingresado en la Base Imponible de la Renta de las Personas Físicas y cifra el perjuicio para la Hacienda Pública en 490.917,70 euros.
Además, explica que en febrero de 2015, dicha empresa fijó su domicilio fiscal en España y registró el inicio de su actividad en el país el 1 de junio de 2012 “con la intención de dar una apariencia de realidad a la cesión de la explotación de los derechos de imagen”.
La fiscalía también señala que la sociedad Chaterella Investors Limited obtuvo en 2011 y 2012 rentas facturadas al Real Madrid que ocasionaron un perjuicio a la Hacienda Pública de 100.476 euros y 101.615, respectivamente. Para que se considere delito, el fraude debe superar los 120.000 euros.
El caso de Marcelo se une al de otras figuras del deporte que han sido acusados de evasión fiscal. Entre ellos se encuentra su compañero de equipo, Cristiano Ronaldo, al que se le reclama 14,7 millones de euros no tributados por la explotación de sus derechos de imagen; o Messi, condenado por tres delitos fiscales por defraudar 4,1 millones de euros a Hacienda al no haber tributado en España los ingresos percibidos por los derechos de imagne.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.