Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asombroso sacrificio de Spassky

Una convincente muestra de la enorme profundidad creativa de un campeón del mundo injustamente tratado

Asombroso sacrificio de Spassky. 

Borís Spassky, nacido en 1937, fue un gran campeón del mundo (1969-1972) de estilo universal, capaz de firmar victorias muy brillantes frente al volcán en erupción de creatividad Mijaíl Tal o el adalid de la defensa preventiva Tigrán Petrosián. Sin embargo, la historia será siempre injusta con él: lo recordará por su sonora derrota ante Bobby Fischer en el Campeonato del Mundo más famoso de todos los que se han celebrado hasta hoy, y probablemente de todos los tiempos.

Este vídeo glosa una partida muy impresionante frente a otro de los grandes soviéticos de mediados del siglo XX, Lev Polugaievski. Spassky realiza un primer sacrificio de pieza poco después de la apertura, muy bello y relativamente fácil de entender. Cuando su rival parece haberse recuperado de ese primer golpe, llega el segundo, bellísimo, y tan profundo que el aficionado tenderá a pensar que no puede ser correcto. Pero esa genialidad de Spassky ha superado incluso la prueba del nueve del silicio: las más potentes computadoras actuales no lo han superado.