Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Qué le duele a Gareth Bale?

En ocho días, el Madrid ha dicho que tenía un calambre en el gemelo, un problema en el muslo y este miércoles otra vez en el gemelo, un edema en el sóleo

Bale recibe una falta en el partido contra el Borussia Dortmund.
Bale recibe una falta en el partido contra el Borussia Dortmund. AP

La confusión sobre los problemas musculares de Gareth Bale se sigue ampliando, y el problema parece viajar arriba y abajo por su pierna izquierda en espacios de tiempo no muy prolongados. El pasado martes 26 de septiembre, el jugador se retiró en el minuto 84 del Borussia Dortmund-Real Madrid con molestias musculares que Zidane describió después como un calambre en el gemelo izquierdo. Poco más tarde, el club aseguró que el problema lo tenía en los isquios de la pierna izquierda. Y lo confirmó Zidane antes del Real Madrid-Espanyol de Liga del pasado domingo.

Después de ese encuentro, Bale viajó a Gales para concentrarse su selección, que tiene por delante dos partidos decisivos para la clasificación del Mundial de Rusia 2018. Con el jugador en la concentración galesa, el Madrid pidió que se le realizaran pruebas médicas, tras las cuales, este martes, la federación galesa lo liberó de su compromiso, aunque se decidió que permaneciera en la concentración y lo tratase los fisios galeses. Gales no concretó qué problema médico hacía que el jugador no pudiera estar disponible para jugar, pero desde el Real Madrid aseguraron durante la tarde del martes que se trataba de una sobrecarga en la parte posterior del muslo izquierdo, los isquios.

Este miércoles por la mañana, sin embargo, la situación parece haber cambiado. El Real Madrid ha publicado un comunicado oficial en su página web en la que describe la situación de manera distinta: "Tras las pruebas realizadas a nuestro jugador Gareth Bale se le ha diagnosticado un edema sin rotura fibrilar en el sóleo de la pierna izquierda. Pendiente de evolución". El problema parece haberse trasladado de nuevo del muslo al gemelo.

Más información