Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Real Madrid - Apoel, duelo terapéutico para los blancos

El equipo de Zidane, con dudas tras dos tropiezos en Liga, recibe a los chipriotas con Cristiano Ronaldo de vuelta

Real Madrid Apoel
Cristiano Ronaldo, en el último entrenamiento del martes en Valdebebas. EFE

Hay partidos aspirina y el de apertura del Real Madrid en su competición fetiche debiera serlo. Tanto eco tiene una institución como la de Chamartín que dos traspiés en la madrugada de la temporada bastan para que la parroquia ya barrunte cierto mosqueo. Para despejar los prematuros fantasmas, al menos hasta el exigente duelo del domingo en Anoeta, un cartel terapéutico para el Madrid: el Apoel de Nicosia en el Bernabéu (beIN Sports, 20.45) y Cristiano de vuelta con el tambor. Del equipo chipriota no se espera un crudo adversario. Y si ante el Valencia y el Levante no hubo finura ante el gol, nadie mejor que CR para ajustar la puntería.

Con Benzema lesionado para un mes y Morata y Mariano de gol en gol en el Chelsea y el Olympique de Lyon, respectivamente, Zinedine Zidane ya no disimula. “Puede ser que nos falte un nueve... Me hubiera gustado que Morata se quedara, pero al final no pudo ser y tampoco se pudo conseguir a otro jugador”, soltó ayer el entrenador francés en las horas previas al encuentro con el Apoel. Zizou es otro que también conjetura algo sobre una delantera sin muchos remedios si no está disponible la primera columna. El técnico galo sabe que precisa del recurso de Borja Mayoral. Sostiene que cree mucho en él, pero frente al Levante le dejó de pipero en la grada. Hoy no será así. “Es joven [20 AÑOS]y tiene hambre”, definió el preparador a un canterano que lleva una década como madridista, un carpanta del gol en las categorías inferiores —105 tantos en 79 partidos con el equipo C y el Castilla— que se frenó en su aventura en el Wolfsburgo, con dos dianas en 17 citas.

A la espera de si despega Mayoral, al Madrid le aguarda el modesto Apoel, que vive su mayor exposición internacional en sus casi 91 años de alumbramiento. En 2011 se convirtió en el primer equipo de su país que llegaba a unos octavos de la Liga de Campeones. Un año después saltó el listón y se plantó en cuartos. Le vapuleó el Madrid de Mourinho (0-3 y 5-2). El Apoel ha mantenido cierto nivel y la pasada temporada eliminó al Athletic en la Liga Europa. En sus filas se alistan el defensa extremeño Jesús Rueda, que militó en el Valladolid, y el volante gallego Roberto Lago, ex del Getafe. El club chipriota, en principio destinado a sucumbir ante los blancos, el Tottenham y el Borussia Dortmund, puede atizar el grupo si alguno de sus rivales se despista y le descuenta puntos. “Si hay un momento para intentar hacer algo en el Bernabéu es ahora, cuando el Madrid aún no está rodado del todo y puede tener algunas dudas”, afirmó optimista Jesús Rueda. Pero CR no es de los que dudan y su presencia debiera acentuar el océano que separa a ambos contendientes.

Incluso ante el Apoel, por si acaso, no hay mejor garantía para el Madrid que el regreso del máximo goleador en la historia de las competiciones europeas. Con 108 goles en la mochila, sobre CR recaerá gran parte del nuevo reto que se plantea el Madrid en la Copa de Europa.

Después de su colección de copas en las cinco primeras ediciones del torneo, en caso de brindis final, sería el tercer equipo en enganchar tres seguidas. Algo inédito en el formato Champions y que en la original Copa de Europa se alcanzó por última vez hace 40 años. Real Madrid al margen, la gesta se remonta al Ajax de Johan Cruyff (1972, 73 y 74) y al Bayern de Franz Beckenbauer (75, 76 y 77). Palabras mayores. Si bien es cierto que el Liverpool de los 80, el Milan de los 90 y el Barça de este siglo también marcaron época, aunque fuera con triunfos frecuentes, no alternativos, nadie ha sido capaz de ser hegemónico en dos etapas, y, además, separadas por seis décadas. En este torneo el Madrid es único y aún puede serlo más.

Más información