Cristiano Ronaldo sobre la sanción: “Esto se llama persecución”

El delantero luso estalla en las redes sociales tras conocer que Apelación no rebajaba su castigo de cinco partidos: "Imposible quedar inmune a esta situación, ¡¡cinco partidos!! ¡Me parece exagerado y ridículo"

Cristiano Ronaldo en el momento de ser expulsado por De Burgos Bengoetxea.
Cristiano Ronaldo en el momento de ser expulsado por De Burgos Bengoetxea.JUAN MEDINA (REUTERS)

El Comité de Apelación de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) confirmó a primera hora de la tarde de ayer que desestimaba el recurso del Real Madrid y mantenía por tanto la sanción de cinco partidos a Cristiano Ronaldo por la expulsión y el empujón al colegiado De Burgos Bengoetxea, en la ida de la Supercopa de España contra el Barcelona disputada en el Camp Nou. Minutos después de conocer esta decisión, el jugador portugués explotó en las redes sociales.

Más información
El Comité de Apelación mantiene los cinco partidos de sanción a Cristiano Ronaldo

Cristiano rompió su silencio en su cuenta oficial de Instagram, con más de 108 millones de seguidores, para denunciar lo que ve como una “persecución” contra él. “Imposible quedar inmune a esta situación, ¡¡cinco partidos!! ¡Me parece exagerado y ridículo. Esto se llama persecución! ¡¡¡Gracias a mis compañeros y a los aficionados por el apoyo!!!”, escribió junto a una foto del momento de la expulsión frente al Barcelona, en un mensaje en el que no hizo ninguna alusión a los esfuerzos legales del club por rebajar su castigo.

Lo ocurrido en el Camp Nou ha reforzado la sensación que Cristiano Ronaldo tiene desde hace meses en su cabeza. El entorno del jugador asegura que el portugués no es capaz de comprender todas las cosas que ve que han sucedido contra él en los últimos tiempos. “Él no lo entiende y nosotros tampoco somos capaces de explicárselo”, dicen fuentes cercanas al delantero.

En ese grupo de circunstancias que le tienen quejoso destaca la denuncia de Hacienda por fraude fiscal, pero también incluye en ese saco la forma en la que Aduanas inspeccionó el pasado mes de julio un barco con bandera británica que había alquilado y con el que navegaba con su familia y amigos en aguas de Ibiza. También ve motivo de lamento en cómo interpreta que se comportan con él los árbitros y la RFEF. Desde su entorno aseguran que todo esto es lo que ha podido llevar al portugués a plantearse en algún momento dejar el Real Madrid y España para regresar a Inglaterra.

En el Madrid, sin embargo, no sorprendió la decisión de Apelación de mantener los cinco partidos de castigo. El club acudirá ahora al TAD (Tribunal Administrativo del Deporte) para demostrarle a Cristiano que está con él hasta el final de este asunto, pero reconocen que lo hacen sin ninguna esperanza de revocar o reducir la sanción. En el Madrid aseguran sentir una sensación de “hartazgo” en lo que respecta a todos los asuntos federativos y dicen ser conscientes de que se enfrentan a un proceso en el que ya está todo decidido.

Defensa infructuosa

Desde primera hora del lunes, el Madrid adoptó una firme posición de defensa hacia su estrella e intentó demostrar en todas sus alegaciones, primero ante el juez único y después ante Apelación, que Cristiano no merecía haber visto la segunda cartulina amarilla. Defienden, y así trataron de hacerlo ver con pruebas videográficas, que Cristiano cae al suelo al chocar con Umtiti en una acción que nunca debió ser merecedora de tarjeta.

Respecto al empujón a De Burgos Bengoetxea, el Madrid considera desproporcionado el castigo de cuatro partidos por una acción que entienden fruto de la frustración por una expulsión que ven injusta y en la que, alegan, Cristiano no mostró una actitud agresiva ni de desprecio hacia el colegiado.

Ninguna de sus alegaciones fue atendida por el juez único ni por Apelación. A la espera de la resolución del TAD, el Madrid y Zidane dan por hecho que no podrán contar con Cristiano para el inicio de la competición liguera. El atacante, que ya vio desde la distancia la vuelta de la Supercopa de anoche frente al Barcelona, se perderá las cuatro primeras jornadas, en las que el conjunto blanco se enfrenta al Deportivo, el Valencia, el Levante y la Real Sociedad. No reaparecerá hasta la primera jornada de la fase de grupos de la Champions League, el día 12 o 13 de septiembre. Como mínimo, hasta esa fecha no se producirá el reencuentro entre el público del Bernabéu y Cristiano después de un verano marcado por los rumores en torno a su salida del club, asunto del que el portugués aún no ha hablado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS