Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Del pisotón de Stoichkov al dedo en el ojo de Mourinho: así han sido las Supercopas entre Barcelona y Madrid

Los dos gigantes se enfrentan por séptima vez en un torneo marcado por diversos altercados y en el que el balance en duelos directos es favorable para los blancos

Mourinho mete el dedo en el ojo a Tito Vilanova en la Supercopa de España de 2011 en el Camp Nou.
Mourinho mete el dedo en el ojo a Tito Vilanova en la Supercopa de España de 2011 en el Camp Nou.

Real Madrid y Barcelona abren esta noche en el Camp Nou (22.00, Telecinco) la batalla por la 32.ª Supercopa de España. Será la séptima vez que los dos gigantes del fútbol español se vean las caras por un trofeo en el que el balance de enfrentamientos directos es muy favorable para los blancos. De las seis ocasiones que han cruzado en la Supercopa, los blancos se han impuesto en cinco (1988, 1990, 1997 y 2012) mientras que el Barcelona tan solo ganó una, en 2011. A su favor, los azulgrana pueden presumir de ser el equipo con más Supercopas de España, 12, seguido precisamente por el Madrid, que suma nueve.

1988. La 'traición' de Schuster y primera Supercopa del Madrid

La primera vez que Real Madrid y Barcelona se cruzaban en la Supercopa de España. La quinta de edición del torneo tal y como se conoce hoy era la segunda final para ambos y acabó con el primer título de los blancos. El duelo estuvo marcado por la presencia de Bernd Schuster, que ese mismo verano, tras un año sin jugar y de enfrentamiento con el presidente blaugrana, José Luis Núñez, se marchó a coste cero del Barcelona y fichó por el eterno rival. El Madrid encarriló el título en la ida con un 2-0 (Michel y Hugo Sánchez) y contuvo después el intento de remontada del Barcelona (2-1, doblete de Bakero / Butragueño) en la vuelta. La Supercopa terminó con Schuster y el Madrid dando la vuelta de honor y saliendo escoltados del césped del Camp Nou.

1990. El pisotón de Stoichkov y el gesto de Hugo Sánchez al Camp Nou

Dos años después, Barcelona y Real Madrid volvieron a cruzarse en una Supercopa cargada de polémica y con dos leyendas en los banquillos: Johan Cruyff y Alfredo Di Stéfano. Los blancos se llevaron el título con autoridad, imponiéndose en Barcelona primero con un solitario tanto de Michel (0-1) y goleando después en el Bernabéu (4-1, doblete de Butragueño, Hugo Sánchez y Santi Aragón / Goikoetxea) con el gol desde el centro del campo de Aragón como colofón.

Aquella Supercopa estuvo especialmente marcada por la polémica y la tensión de la ida, con dos acciones para el recuerdo: el pisotón de Stoichkov al colegiado Urízar Azpitarte, que lo costó dos meses de sanción, y el 'acomodamiento' de genitales Hugo Sánchez, un gesto desafiante dedicado al público del Camp Nou. Aquel partido terminó con Cruyff expulsado, con una lluvia de objetos que llegaron a impedir al Madrid abandonar el campo y con ambos equipos enfrentados ante el Comité de Competición.

1993. La vuelta de honor del Madrid en el Camp Nou y el cántico de Mendoza

Con el Barcelona recién proclamado campeón de Europa por primera vez en su historia de la mano del Dream Team y el Real Madrid en decadencia, llegó el tercer clásico en la Supercopa de España. De nuevo, y contra pronóstico, volvió a ganar el Madrid. Los blancos, con Benito Floro en el banquillo, dejaron encarrilado en título con un sólido triunfo en el Bernabéu cimentado en un doblete de Alfonso Pérez (3-1, dos de Alfonso y Zamorano / Stoichkov). Los de Cruyff no pudieron pasar del empate en la vuelta (1-1, Bakero / Zamorano) y el Madrid, campeón por cuarta vez, decidió dar la vuelta de honor en el Camp Nou entre una lluvia de objetos que caían desde las gradas. Horas después, en el Aeropuerto de Barajas se produjo el famoso momento de Mendoza botando junto a aficionados del Madrid al grito de: ¡Es polaco el que no bote!".

1997. Factor Raúl y mecherazo a Roberto Carlos

La temporada de la séptima Copa de Europa, la primera en 31 años, comenzó con otra victoria del Madrid ante el Barcelona en la Supercopa. Los blancos, campeones de Liga el curso anterior, contaba ya en sus filas con los Roberto Carlos, Guti, Mijatovic o Raúl; en el Barça figuraban Luis Enrique, Figo Guardiola o Rivaldo. Un grupo de leyendas recientes entre las que en aquella cita brillo Raúl. El delantero dio esperanzas al Madrid con un tanto en la ida en el Camp Nou (2-1, Nadal y Giovanni / Raúl) y remató la faena con dos tantos en la goleada de los blancos en el Bernabéu para dejar a ambos equipos empatados a cinco títulos (4-1, doblete de Raúl, Mijatovic y Seedorf / Giovanni). Al margen del resultado, la imagen de la Supercopa fue sin duda el mecherazo que recibió Roberto Carlos en el Camp Nou. 

2011. El dedo en el ojo de José Mourinho a Tito Vilanova

14 años tuvieron que pasar para que Real Madrid y Barcelona volvieran a pelear frente a frente por la Supercopa de España. Y por primera vez, los blaugrana salieron campeones de un trofeo empañado por una tangana y el dedo en el ojo de José Mourinho a Tito Vilanova. El enfrentamiento llegaba enmarcado en una época de enorme rivalidad agigantada por el duelo entre el portugués y Guardiola (que acababa de dejar el Barça) en los banquillos. En 2011, en la vuelta de la Supercopa en el Camp Nou, estalló toda la tensión de aquellos años.

Después del empate de la ida (2-2, Özil y Alonso / Villa y Messi), el Barcelona se hizo con el título en los últimos minutos gracias a un recital de Messi (3-2, doblete de Messi e Iniesta / Cristiano y Benzema). Ya en el descuento, una tangana final a raíz de una patada de Marcelo (que fue expulsado) a Cesc ensució todo. Enfrentamientos, careos, empujones y la lamentable agresión de Mourinho a Tito.

2012. El error de Valdés y el último título de Mourinho

Solo un año después, y en un duelo mucho más calmado, Madrid y Barcelona se jugaron por última vez hasta esta noche una Supercopa. Los blancos se tomaron la venganza del curso anterior y se llevaron el título, el último de Mourinho en Chamartín. Lo consiguieron gracias a un tanto in extremis de Di María en la ida en el Camp Nou con fallo de Víctor Valdés incluido. Los de Tito habían dado un paso de gigantes hacia el título cuando, un error del portero, permitió al argentino hacer el 3-2 (Pedro, Messi y Xavi / Cristiano y Di María) a falta de cinco minutos y dejar todo abierto para la vuelta. En la vuelta, el Madrid no perdonó (2-1, Higuaín y Cristiano / Messi) y levantó su noveno título, el último hasta la fecha, gracias al factor de los goles como visitante.

Más información