Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona - Manchester United: Neymar mantiene su idilio con el gol en pleno culebrón sobre su futuro

El brasileño da la victoria (1-0) al Barça ante el Manchester United de Mourinho

Barcelona Manchester United Ampliar foto
Neymar celebra su gol ante el Manchester United. AFP

Se mostró activo, buscó la complicidad con Messi y volvió a marcar un gol. Neymar jugó como siempre en el segundo partido de pretemporada del Barcelona, como si todo el ruido a su alrededor no le incomodara. En pleno culebrón sobre el interés del PSG, el extremo brasileño se reivindicó ante el Manchester United: su tanto dio la victoria al Barça (1-0) y ha anotado todos los goles (tres, los dos primeros ante la Juve) de la gira del equipo azulgrana por Estados Unidos, en la International Champions Cup.

A diferencia del encuentro del fin de semana ante la Juventus, Ernesto Valverde alineó al tridente en el equipo titular frente a los pupilos de Jose Mourinho. Messi, Suárez y Neymar saltaron eléctricos al césped del FedEx Field, el estadio de los Redskins de la liga de fútbol americano, a las afueras de Washington. Salvo las ausencias de Piqué, Iniesta y Ter Stegen, Valverde alineó al que se presume como su once de gala y a la espera también del fichaje o los fichajes que puedan concretar.

BARCELONA, 1; MANCHESTER UNITED, 0

Barcelona: Cillessen; Semedo, Mascherano, Umtiti, Alba; Rakitic, Busquets, Aleñá; Messi, Luis Suárez y Neymar. En la segunda parte: Cillessen; Aleix Vidal, Piqué, Vermaelen, Digne; Sergi Roberto (Samper, m. 85), Iniesta, Denis; Arda, Munir y Alcácer.

Manchester United: De Gea (Romero, m. 46); Valencia, Smalling (Jones, m. 46), Lindelöf (Bailly, m. 46), Blind (Darmian, m.46); Pogba, Carrick (Fellainim, 46), Lingard (Pereira, m. 61); Mkhitaryan (Martial, m. 61), Rashford y Lukaku.

Goles: 1-0. M. 31. Neymar.

Árbitro: Armando Villarreal (Estados Unidos). Mostró tarjeta amarilla a Fellaini.

FedEx Field de Washington. Unos 80.000 espectadores. International Champions Cup.

En el primer cuarto de hora, De Gea y los postes salvaron varias oportunidades claras de los atacantes del Barcelona. El tridente, asistido por Rakitic y Busquets, combinaba con facilidad entre los defensas del conjunto británico. Pese al ritmo lento de la pretemporada, el subcampeón de Liga jugaba cómodo, atacaba con rapidez y parecía hacerlo en casa. Los cánticos de “Barça, Barça” y las camisetas azulgranas colmaban el paisaje de un estadio lleno, con más de 80.000 espectadores.

De Gea siguió salvando ocasiones hasta que la lógica se impuso en el minuto 30. Tras un embrollo en el área, Neymar robó un balón a un defensa, se dio media vuelta y anotó con un tiro blando. Nueve minutos después, una falta de Messi rozó la red y el portero español paró una chilena de Suárez dentro del área.

El Manchester United apenas inquietó a Cillessen durante la primera parte. Pogba exhibió su talento, pero el mayor peligro llegó mediante las incursiones de Marcus Rashford, el joven extremo británico que inquietó a Jordi Alba. A Lukaku, el fichaje estrella del campeón de la Europa League, se le vio poco.

En la primera parte, el Barça disparó a puerta el doble de veces que el Manchester United (12 a 6). Pero tras el descanso, el encuentro se igualó. Valverde cambió a todo el once excepto al arquero Cillesten. Con las líneas menos compactas, el partido se abrió. Iniesta, Sergi Roberto y Denis Suárez lograron controlar menos el centro del campo. También conectar menos con la línea de ataque, compuesta por Alcácer, Munir y Arda.

Los de Mourinho llegaron mucho más y lanzaron varios disparos peligrosos desde fuera del área, sobre todo de Pogba. Pero Cillessen logró mantener a cero su portería. Sin el tridente, el ataque del Barça se difuminó. Las llegadas fueron escasas. La más relevante: un mano a mano de Alcácer en el minuto 65, que salvó el argentino Sergio Romero.

El partido se durmió. La emoción, pese a algunas faltas agresivas de ambos equipos, fue evaporándose. El ritmo decayó, solo alterado por un par de llegadas peligrosas del United, como un disparo alto de Rashford en el último minuto del partido.

El Barça sumó en Washington su segunda victoria de la pretemporada. Derrotados la Juve y el United, los catalanes esperan ahora al gran rival: al Real Madrid el sábado en Miami. Y de momento todos los goles de la era Valverde son de Neymar, cuyo futuro, pese a todo, sigue siendo un misterio.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información