Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luka Modric se queda con el 10 y Zidane da dorsal a Borja Mayoral

El croata hereda el número de James, maldito en los últimos años mientras que el joven delantero, con el 21 de Morata, apunta a quedarse en la plantilla

Luka Modric
Modric, en la pretemporada. EFE

En el fútbol, lucir el dorsal '10' suele ser sinónimo de ser el jugador estrella del equipo, el más talentoso del grupo, aquel que posee un talento diferente. Llevarlo es la confirmación del triunfo. Pero en los últimos años, hacerlo en el Real Madrid ha supuesto lo contrario, un sinónimo de fracaso y maldición cuya última víctima ha sido James Rodríguez. El colombiano fue el último de una lista en la que figuran Robinho, Sneijder, Lass y Özil. El último que triunfó con él a la espalda fue Luis Figo. Ahora, el 10 recae sobre seguro, en Luka Modric. El croata ha cambiado el 19 que lucía desde su llegada al Madrid en 2013 para quedarse con un dorsal que en el Madrid, al margen de Puskas, no ha sido nunca especialmente significativo.

El de Luka Modric es el único cambio de número en la plantilla blanca, en la que Isco y Asensio, grandes opositores al 10, finalmente se mantienen con el 22 y 20 respectivamente. El detalle más llamativo es que Borja Mayoral, canterano que el curso pasado jugó cedido en el Wolfsburgo, se ha quedado con un dorsal sin haber comenzado la pretemporada: el 21 de Morata. Marcos Llorente, quien también regresa tras un año de cesión —en el Alavés—, lucirá el 18. Las otras tres incorporaciones, Vallejo, Théo y Ceballos se quedaron con el 3, el 15 y el 24.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información