Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo Milan apunta a Morata

El director deportivo del club italiano, ahora propiedad de un magnate chino, admite la negociación por el delantero español, que mantiene su idea de dejar el Madrid

Morata, durante un entrenamiento en Los Ángeles.
Morata, durante un entrenamiento en Los Ángeles. REUTERS

Yonghong Li sucedió en el sillón de presidente del Milan a Silvio Berlusconi el pasado mes de abril, cuando el que fuera primer ministro de Italia vendió el 99,93% de las acciones del club al conglomerado empresarial Rossoneri Sport Investment Lux, que gestiona el magnate chino, por 740 millones de euros. “Ya que Berlusconi ha rechazado ser presidente honorario, será Li el que ocupe el cargo”, anunció poco después el conjunto rossonero. El Milan volvió a manos extranjeras tras 118 años de historia —fue fundado por el inglés Alfred Edwars en 1899—, como ya hiciera cuatro años antes su vecino Inter, al que gestiona el multimillonario indonesio Erick Thohir. “Abrimos un nuevo capítulo de la historia legendaria del Milan”, aseguró el dirigente chino, que en su primera ventana de fichajes ha demostrado tener la intención de hacerlo a golpe de chequera. Tras el fichaje de Bonucci, por el que pagó 42 millones de euros a la Juventus, Li acumula hasta el momento un total de 189 millones repartidos en las 10 incorporaciones que lleva realizadas, y a la que podría incluirse la de Álvaro Morata.

“Seguimos a Morata desde el principio del mercado. Él nos mostró su disponibilidad, aunque luego hubo unas complicaciones a causa de la final de la Liga de Campeones [el jugador del Madrid, ex de la Juve, aseguró que no jugaría en ningún otro equipo italiano que no fuera la vecchia signora] y de que otros equipos [Manchester United y Chelsea] entraron en la negociación”, comentó ayer Massimiliano Mirabelli, director deportivo del Milan en una entrevista para el portal italiano Premium Sport. “Todo esto provocó que esa opción se detuviera. Podrá reanudarse, pero solo con nuestras condiciones”, advirtió el dirigente. Según recoge la prensa italiana, el Milan estaría dispuesto a ofrecer hasta 70 millones de euros al Real Madrid por el delantero, al que entregaría un salario de 10 millones por temporada. El Madrid ya desechó la oferta del Manchester United por 75, ya que la tasación del jugador por parte del club blanco asciende a los 90 millones de euros, y en ningún caso rebajaría los 80. Morata, de 24 años y con contrato en vigor hasta 2021, está decidido a abandonar el Madrid, y su representante, Juanma López, está en conversaciones con el Chelsea, por deseo expreso del técnico Antonio Conte, que conoce al jugador de su etapa en Italia. Sin embargo, el internacional español se entrena con el resto de la plantilla del Madrid en Estados Unidos, una circunstancia a la que se ha visto obligado después de que se frustrase su traspaso al United.

La lista de la compra de Yonghong Li

Bonucci (Juventus, defensa): 42 millones.

André Silva (Oporto, delantero): 38 millones.

Conti (Atalanta, defensa): 25 millones.

Calhanoglu (Bayer Leverkusen, medio): 22 millones.

Musacchio (Villarreal, defensa): 18 millones.

Ricardo Rodríguez (Wolfsburgo, defensa): 18 millones.

Biglia (Lazio, medio): 17 millones.

Kessiè (Atalanta, medio): 8 millones.

La inyección económica de Yonghong Li ha transportado al Milan a la cumbre de la pirámide inversora, y ha estableciendo unos registros históricos en el club lombardo. Las cifras de Li superan los resultados de los últimos cuatro ejercicios juntos (28 millones en la 2016-2017, 91 en la 2015-2016, 21 en la 2014-2015 y 35 en la 2013-2014), y han colocado a la Serie A como la segunda competición europea con mayor desembolso en fichajes con 564,5 millones, solo por detrás de la Premier con 746,5. “No nos importa gastar, nos importa hacer grande el Milan”, adelantó Marco Fassone, nuevo administrador delegado desde la llegada de Li. “Nos gustaría tener a uno entre Morata, Belotti y Aubameyang”, comentó también, después de dar el visto bueno a los fichajes de André Silva (38 millones), Conti (25), Calhanoglu (22), Musacchio (18), Ricardo Rodríguez (18), Biglia (17), Kessié (8) y Borini (préstamo), además de aprobar la renovación del portero Donnarumma por cinco temporadas, después de acordar un salario de seis millones por curso.

Apoyo de Bonucci

El Milan terminó la temporada en sexto lugar, y disputará la Liga Europa tres años después de haber permanecido ausente de las competiciones europeas. Se enfrentará al Universitatea Craoiva, rumano, en la eliminatoria previa los días 27 de julio y 1 de agosto. La apuesta de la nueva junta directiva no contempla otro proyecto a corto plazo que no sea la lucha por el scudetto, un título que el Milan no logra desde la temporada 2010-2011, y por el que no ha competido en el último lustro. “En los últimos 30 años el club ha obtenido numerosos éxitos. Todos estos éxitos y las estrellas que han jugado aquí hacen que los tifosi esperen un regreso del club a la cima de Europa”, prometió Li. Para lograrlo se ha marcado el objetivo de contratar a Morata, a quien Bonucci, íntimo amigo del español, habría recomendado su llegada a Milanello.

Morata mantiene su decisión de salir del Madrid ya que tiene claro que su situación en el equipo no ha variado a pesar de sus números la última temporada: 20 goles en 43 partidos.

Más información