Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inculpadas seis personas por la tragedia de Hillsborough

El fiscal acusa a varios policías, un abogado y un oficial de seguridad del estadio en el que murieron 96 hinchas del Liverpool en 1989

Familiares de las víctimas de Hillsborough se consuelan este miércoles en Warrington.
Familiares de las víctimas de Hillsborough se consuelan este miércoles en Warrington. Getty

La fiscalía británica ha presentado este miércoles cargos penales contra seis personas en relación con la tragedia del estadio de fútbol de Hillsborough en 1989, en la que murieron 96 aficionados, el peor desastre deportivo hasta la fecha en Reino Unido. Las víctimas, todas hinchas del Liverpool, fallecieron en graderío abarrotado y vallado en el estadio de la ciudad de Sheffield, en el norte de Inglaterra, durante una semifinal de la FA Cup entre el Liverpool y el Nottingham Forest.

Entre los acusados se encuentra el comisario de policía encargado de la seguridad del partido, David Duckenfield, que hoy tiene 72 años. Se enfrenta a cargos por homicidio imprudente por negligencia grave de 95 personas. No se le ha imputado por el 96º fallecido, que murió cuatro años después, cuando fue desconectado de los sistemas que le mantenían con vida, por los límites legales temporales que había en vigor en la época. El fracaso de Duckenfield en cumplir con su responsabilidad el día de la masacre “fue extraordinariamente malo y contribuyó sustancialmente a las muertes de cada uno de las 96 personas que tan innecesariamente perdieron su vida”, ha dicho Sue Hemming, jefa de la división especial de crimen y antiterrorismo del Servicio Fiscal de la Corona.

Entre los otros cinco imputados hay un exjefe de la policía, un abogado y un oficial de seguridad del estadio de Hillsborough. Se enfrentan a diversos cargos, que incluyen pervertir el curso de la justicia, contravenir las regulaciones de seguridad y mala conducta en cargo público. Los imputados, con la excepción de Duckenfield, comparecerán ante el Tribunal de Magistrados de Warrington el próximo 9 de agosto para una primera vista en su procesamiento.

La policía, en un primer momento, atribuyó la tragedia a hinchas borrachos. Dijo que habían destrozado una de las vallas de las gradas y empujado a la gente hacia abajo, una explicación que siempre fue rechazada por las familias de las víctimas y la comunidad de Liverpool en general. Los familiares han reclamado justicia para los 96 fallecidos desde entonces.

En septiembre de 2012 una investigación independiente concluyó que la policía fue responsable directa de la tragedia de Hillsborough, al haber estado a cargo de la seguridad del estadio ese día. Duckenfield ordenó abrir una puerta de salida para aliviar la congestión en los tornos de entrada, lo que permitió entrar a dos mil aficionados más en unas gradas ya abarrotadas. En abril del pasado año, una investigación judicial determinó que la muerte de los hinchas fue consecuencia de un "homicidio involuntario".