Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El complicado mundo de Rosell

El expresidente del Barcelona fue el hombre de Nike en Brasil en los 90, gestionó el contrato de la marca con la CBF y consiguió dos de los más grandes fichajes del club

Rosell en el Supremo de Madrid en 2016.
Rosell en el Supremo de Madrid en 2016. REUTERS

No es casual que el Barcelona fichara en su día a Ronaldinho, después contratara a Neymar y también negociara la incorporación de Cristiano Ronaldo cuando era jugador del Sporting de Lisboa y se discutía su traspaso al Manchester United. Tenía el Barça un directivo de nombre Sandro Rosell que dominaba el mercado fubolístico de Brasil y Portugal.

El álbum de cromos de Rosell ayudó a vertebrar el equipo cruyffista que montó Joan Laporta cuando accedió a la presidencia en 2003. Y, una vez completada la plantilla, cuando el FC Barcelona no funcionaba, propuso la contratación a medio plazo de Luis Felipe Solari, exseleccionador de Portugal y Brasil, como sustituto de Frank Rijkaard. Ya elegido presidente en 2010, después de dimitir como vicepresidente en 2005 y promover más tarde una moción de censura contra Laporta, Rosell fue decisivo en la llegada de Neymar al Camp Nou.

El contrato de Neymar, y las causas judiciales todavía abiertas por la manera en que se trató su pasó del Santos al Barça, provocaron en parte la dimisión de Rosell como presidente del Barça en enero de 2014. Muy poco se ha sabido desde entonces del expresidente azulgrana, quien nada más acceder al cargo aseguró que se desharía de la empresa de marketing deportivo, Bonus Sports Marketing SL, creada por su dominio de la mercadotecnia desde que en 1996 pasó a dirigir las oficinas de Nike en España y Portugal y después la de Brasil hasta 2002.

Rosell fue decisivo en la firma de los contratos de Nike con el FC Barcelona y con la Confederación Brasileña de Fútbol (CFB). Y ha sido precisamente uno de los acuerdos de patrocinio firmados con la Canarinha en 1996 por un valor de 160 millones el que desencadenó la investigación de la Fiscalía de Estados Unidos. El vínculo de Rosell con el entonces presidente de la CFB, Ricardo Teixeira, siempre despertó suspicacias, agrandadas cuando algunos medios informaron en el año 2013 que el dirigente federativo negociaba la residencia en Andorra después de ser acusado de corrupción en Brasil.

Rosell también fue denunciado en 2008 por la organización de un partido amistoso entre Brasil y Portugal del que no sería ajeno la empresa de su propiedad en más de un 90% Alianto Makerting. Las complicidades de Rosell con exdirectivos de la federación brasileña siempre generaron suspicacias en el FC Barcelona y sus contactos y conocimiento del fútbol latinoamericano, por otra parte, incidieron en asuntos como la contratación la contratación de Tata Martino como entrenador barcelonista después de su paso por la selección de Paraguay.

Rosell, que también fue denunciado por espionaje por Jaume Roures, empresario de Mediapro, amplió con el tiempo sus intereses en el fútbol africano y también en Asia con el proyecto Football Dreams y relató su experiencia profesional en un libro titulado Bienvenido al mundo real en 2006.

Más información