Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El embrollo legal entre el Barcelona y el TAD por Neymar

El Tribunal no se reúne para discutir el recurso azulgrana sobre la sanción del brasileño y el club, que exige una resolución oficial, no lo alineará ante el Madrid

Real Madrid - Barcelona Ampliar foto
Alba y Neymar, en el entrenamiento de este sábado. AFP

Al Barcelona se le dan rematadamente mal los despachos pero cualquier excusa le va bien para tratar de resolver los embrollos con pleitos. Y, aunque no ganan ninguno, siguen en sus trece de elevar instancias y llegar a las últimas consecuencias. Como con Neymar y la sanción recibida frente al Málaga –un encuentro por doble cartulina amarilla y dos por desconsideración al colegiado-, impuesta por el Comité de Competición, ratificada por el de Apelación tras el recurso azulgrana, y ahora sumida en la indefinición por los abundantes despropósitos.

Ocurre que el Barcelona desea y hasta necesita que juegue Neymar en el Bernabéu, toda vez que no hay otro extremo natural en el equipo por la planificación deportiva. Por eso presentó el recurso, porque no entienden que unos aplausos en caliente conlleven la sanción. “Es desproporcionada y no se aplica el mismo rasero para todos, según los precedentes”, convienen desde la entidad azulgrana. Por lo que han tratado de llegar hasta las últimas consecuencias al presentar un nuevo recurso al TAD. Sucede, sin embargo, que lo enviaron ayer por la tarde y la habitual reunión del tribunal se convoca en viernes por la mañana –por más que el Barça pudiera apelar hasta hoy por la noche-, por lo que la resolución definitiva queda en stand by. “Aquí es donde se puede interpretar que sin una respuesta oficial el jugador podría alinearse con la cautelar”, argumentan desde el club. “Me parece muy bien que el club defienda sus intereses y los del jugador. Como entrenador, estoy preparado para jugar el partido con él y sin él”, se sumó Luis Enrique por la mañana desde la ciudad deportiva. “Pero vamos a esperar que dice el TAD”, agregan desde la entidad azulgrana.

Pero desde el TAD no dicen nada de manera oficial porque no se han reunido. “Se ha procurado convocar una reunión extraordinaria para esta misma mañana, sin que ello haya sido posible en atención a los requisitos de convocatoria de un órgano de naturaleza pública como este”, resuelve el presidente en un escrito enviado al Barcelona como medida de urgencia. Y añade: “El recurso fue presentado cuando era público y notorio que el Tribunal había concluido su reunión semanal, pues así había aparecido en diferentes medios de comunicación”.

El presidente del TAD asegura que el Barça no ha solicitado la cautelar, pero sí “pide que se declare la plena disponibilidad del jugador para disputar el encuentro”. La respuesta –no oficial- es negativa: “Las sanciones impuestas a través del correspondiente expediente disciplinario serán inmediatamente ejecutivas sin que las reclamaciones y recursos que procedan contra las mismas paralicen o suspendan su ejecución”. Pero al Barcelona no le vale una respuesta sin sello, por lo que dieron réplica a través de un comunicado. “El club presentó el recurso dentro de las horas establecidas”, dicen; “y solicita al TAD que dicte una resolución y que, en caso de que esta conforme la sanción del jugador, otorgue subsidiariamente su suspensión cautelar”.

Lo que está claro, en cualquier caso, es que el club no se va a arriesgar a poner sobre el césped a Neymar sin un pronunciamiento o resolución definitiva. “Si cuando tenemos la razón nos la quitan en los juzgados… Ahora que no sabemos si se puede, no podemos complicarnos”, resuelven desde el club; “no jugará si no cambian las cosas. No podemos ganar con Neymar en el campo y que nos lo quiten en los despachos”. Pero, por si las moscas, aprietan al sistema para defender sus intereses y, de paso, intentar solucionar los problemas burocráticos o, en este caso, logísticos del TAD. “El Barça continúa esperando la resolución, dando por hecho que el presidente de este órgano jurisdiccional no participará en la deliberación por no predisponer la resolución con sus opiniones ya expresadas públicamente”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información