Entrevista

Marcelo Lippi: “El Barcelona tiene un ataque sublime y nada más”

El último entrenador que ganó la Copa de Europa con la Juventus ve a los italianos claramente superiores en la eliminatoria contra los azulgrana

Marcello Lippi, extécnico de la Juve, el pasado marzo como entrenador de China.
Marcello Lippi, extécnico de la Juve, el pasado marzo como entrenador de China.Anadolu Agency / Getty Images

En esta enorme catedral cortada a pico, esta especie de Sagrada Familia laica no menos visionaria que la otra, el fútbol italiano ha sufrido casi siempre. El Camp Nou da miedo. Es cuestión de historia, cemento y fragor. En el estadio azulgrana los equipos italianos han caído 14 veces. Después de muchos intentos (en el Camp Nou sufrió tres dolorosas derrotas con el Milan y quedó fuera en dos eliminatorias), Massimiliano Allegri intenta avanzar en la competición. En el horizonte está el intento de igualar a Marcello Lippi, el último ganador de la Copa de Europa con la Juve, en 1996. Lippi, de 69 años, hoy seleccionador de China, analiza el duelo de esta noche.

Pregunta. ¿Será suficiente el 3-0 de la ida?

Respuesta. Creo que sí. Basta con que la Juve haga bien las cosas que sabe hacer, y sabe hacer más cosas que todos los demás.

Más información

P. ¿Más que el Barcelona?

R. Más que cualquiera. El Barcelona ataca de forma sublime y nada más. Pero la Juve juega muchos partidos en uno: defiende a la perfección, es compacta, sabe gestionar cada fase con experiencia, ataca con una calidad que antes no tenía. Y, además, ahora tenemos un portero sublime.

P. Una tarde de abril de 2003 usted eliminó al Barcelona en el Camp Nou. ¿Lo recuerda?

R. Gol de Zalayeta a pase de Birindelli en la prórroga. Memorable. Jugamos todos unidos como un solo hombre. Un partido grandioso. Marcamos con Nedved, ellos empataron con Xavi. En el minuto 79 nos quedamos con diez por la expulsión de Davids, pero en la distancia conseguimos golpearlos y derrotarlos. Esa temporada masacramos el fútbol español: Deportivo, Barcelona, Real Madrid. Fue una pena perder por penaltis la final de Manchester contra el Milan, pero el fútbol es así.

P. ¿El 3-0 de la ida le recordó quizá su victoria contra Zidane y Ronaldo en Turín?

R. Dos partidos perfectos, preciosos. El martes vi una Juve agresiva y despiadada al castigar las debilidades del adversario, que no son pocas. El fútbol sigue estando lleno de peligros, pero en el Camp Nou la Juventus sabrá sobre todo lo que no tiene que hacer.

P. ¿Usted también piensa que Dybala puede convertirse en el nuevo Messi?

R. Sí, desde luego, puede lograrlo. Es especial, humilde, creativo, pero sencillo. Y no deja de mejorar. Su destino está escrito: será el rey del futuro. Y ha resuelto de forma grandiosa un gran partido por primera vez: si no lo haces no eres un campeón. El Juve-Barcelona fue el inicio de su consagración. El formidable crecimiento de este chico se refleja en el del equipo: la Juve lleva años ganando, pero sobre todo mejorando. También es cuestión de autoestima: hoy Dybala y la Juve saben que no son inferiores a nadie. Es más, creo que se sienten superiores y quieren demostrarlo.

P. La última Champions para la Juventus la levantó usted hace 21 años. ¿No son demasiados?

R. Sí, en efecto, este puede ser el año bueno. Para mí la Juve puede ganar todo: el Scudetto, la Champions League y la Copa de Italia. Créame, es un triplete al alcance de la mano. Estamos hablando del mejor equipo de Europa, un grupo con valor mundial.

P. ¿En su opinión, desde cuándo lo es la Juve?

R. Desde que Allegri se dio cuenta de que todos sus campeones debían y, sobre todo, podían jugar juntos. Se dio cuenta de que al extranjero hay que llevar la máxima calidad. Lo difícil es conseguir que todos los jugadores estén disponibles: Mandzukic es el ejemplo perfecto. Pero lo mismo se puede decir de Cuadrado, Pjanic, Dybala, obviamente, pero también Higuaín, que en su vida había trabajado tanto.

P. ¿Hasta qué punto influye en este gran crecimiento el declive de algún otro de los grandes?

R. Bastante, y es justo decirlo. El Barça está desde hace tiempo en caída libre y ni siquiera el Bayern-Real Madrid me impresionó. Si tuviera que indicar un auténtico peligro para los blanquinegros, me inclinaría por el Mónaco. Un grupo de jóvenes con muchísimo talento que saben defender y responder con calidad y velocidad.

P. Usted conoce muy bien a los chinos. ¿Qué opina de los casos del Inter y del Milan?

R. Espero que ambos den un giro decisivo; estoy a la espera de conocer el alcance de las inversiones del Milan. Por lo que respecta a Suning [grupo electrónico, inversor en el Inter], me parece que el asunto está bastante claro. Los empresarios chinos son por lo general personas serias, grandes trabajadores, gente que programa y consigue lo que quiere.

P. ¿Cree que la Juve volverá a encontrar por fin a sus dos adversarios históricos?

R. Sin duda, el Scudetto volverá a ser también un asunto milanés.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50