Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fred Pentland, ¡qué tipo!

En 'El prisionero de Ruhleben', Jon Rivas reconstruye la trayectoria del técnico inglés, con especial atención su impacto en el Athletic

Portada del libro 'El prisionero de Ruhleben'.
Portada del libro 'El prisionero de Ruhleben'.

Cuenta la sabiduría de las gradas de fútbol que, cuando nos referimos a un entrenador como “míster”, lo hacemos en memoria de Frederick Pentland, quien, además de futbolista internacional con Inglaterra y seleccionador de Franciaonsable, entrenó en España al Racing de Santander, Athletic de Bilbao —con el que ganó dos Ligas y cinco Copas—, Real Oviedo, Atlético de Madrid y Arenas de Getxo.

Pentland, que solía vestir traje, abrigo tres cuartos, corbata y bombín, es una de las imágenes icónicas de los inicios del balompié en España. Tiene, además, una historia que va más allá de la trayectoria deportiva, pero que enlaza con ella: estuvo prisionero en el campo de concentración de Ruhleben durante la Primera Guerra Mundial. Allí organizó una Liga de fútbol en la que participaron más de 400 compañeros de cautiverio.

En El prisionero de Ruhleben (Siníndice), el periodista Jon Rivas reconstruye la trayectoria del técnico inglés, con una especial atención a la evolución que supuso su llegada para el Athletic de Bilbao. Un tipo carismático y educado. También un innovador, que aportó una nueva forma de lanzar un penalti: el jugador se situaba entre el portero y el balón, corría en sentido contrario a la portería, se giraba y chutaba. Eso sí, los goles eran tan comunes como los fallos.