Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tebas se querella contra 10 aficionados del Rayo por el ‘caso Zozulya’

La Liga anuncia que ha presentado acciones legales contra los hinchas que irrumpieron en el entrenamiento y dos que dieron una rueda de prensa

Tebas, durante un acto en México.
Tebas, durante un acto en México. EFE

Lo había avisado su presidente, Javier Tebas, y este jueves se ha materializado. La Liga ha anunciado en un comunicado que ha presentado una querella contra 10 aficionados del Rayo por coacción al jugador Roman Zozulya, forzado a renunciar a jugar en el Rayo Vallecano, club al que había sido cedido por el Betis. Ocho de los querellados son los hinchas que irrumpieron en el entrenamiento del Rayo cuando el jugador llegaba a las instalaciones de la ciudad deportiva. Los otros dos son los miembros de ADRV, plataforma que engloba a varias peñas del Rayo, que dieron una rueda de prensa el domingo.

La querella, que según el comunicado está abierta a “la posibilidad de ampliarse a cualquier otra persona que resulte penalmente responsable de los hechos contenidos en ésta”, se centra de momento en los hechos que acontecieron el 1 de febrero, poco después de que fuera anunciado el acuerdo entre el Betis y el Rayo por la cesión del jugador ucranio. Zozulya tuvo un tormentoso paso por las instalaciones del club, donde fue acusado de “neonazi” por varios aficionados hasta que la Policía intervino para contener la situación. “Si eres tan racista no te pongas nuestra camiseta”, le gritaron.

Tras los hechos, el jugador aseguró que nunca ha estado unido a ningún grupo neonazi, vinculación que los aficionados del Rayo daban por sentada al asociar su nacionalismo ucranio, que el jugador defiende, con la ideología neonazi. La explicación no sirvió para convencer a los hinchas y el domingo la plataforma ADRV dio una rueda de prensa volviendo a mostrar el rechazo al jugador.

Un día más tarde, Tebas salió en defensa del jugador y anunció que La Liga iba a investigar lo ocurrido y que presentaría una querella por coacción si el jugador se hubiera sentido “amenazado”. “No se puede etiquetar a una persona por su ideología”, argumentó el presidente. Tebas, además, intentó mediar en e l conflicto reuniéndose con el Betis, el Rayo y el sindicato de jugadores AFE Este miércoles aseguró que la querella iría contra 17 aficionados del Rayo, de momento se ha quedado en 10. 

Con un futuro incierto, Zozulya se entrena con el Betis, cuya plantilla ha ofrecido su apoyo, aunque solo puede jugar con el Rayo. El ucranio se siente amenazado, según le dijo a su representante, y no quiere ir a Vallecas, aunque antes de cerrarse ninguna puerta pretende aclarar las condiciones salariales.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.