Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condena más dura para los hermanos Karabatic por las apuestas ilegales

Un tribunal francés eleva a dos meses de cárcel y 10.000 euros el castigo para las dos estrellas del balonmano

Luka y Nikola Karabatic, en la final del Mundial de balonmano.
Luka y Nikola Karabatic, en la final del Mundial de balonmano. REUTERS

Francia no perdona a Nikola y Luka Karabatic. Apenas tres días después de que fueran los grandes protagonistas en el triunfo de la selección gala contra Noruega (33-26) en la final del mundial masculino de balonmano, del que Nikola fue elegido mejor jugador del torneo, un tribunal francés ha decidido agravar en apelación el castigo que existía contra ellos en el caso de las apuestas ilegales que arrastran desde el año 2012.

El actual jugador del París Saint-Germain y ex del Barça (2013-2015) ha sido condenado este miércoles por un juez de la Corte de Apelación de Montpellier a una pena de dos meses preventivos de prisión -que no deberá cumplir- y a una multa de 10.000 euros por “complicidad de estafa” por supuestamente amañar un partido de la liga francesa hace cinco años. En primera instancia, en julio de 2015, Nikola Karabatic, de 32 años, sólo había sido sancionado económicamente.

A la gran estrella del balonmano francés se le acusa de haber manipulado un partido liguero entre el Montpellier, su equipo de entonces, y el Cesson-Sévigné, que luchaba por no bajar de categoría en ese 2012, por el que habría apostado, junto con su hermano Luka y otros 14 acusados, muchos de ellos excompañeros de equipo como el serbio Mladen Bojinovic o el tunecino Hissam Tej, una cantidad de 100.000 euros para un beneficio de 300.000 euros.

Ante los jueces, Luka admitió tener la culpa (“el error de un joven jugador”, aseguró entonces), mientras Nikola clamó su inocencia, echando la culpa a su novia, Géraldine, que habría apostado desde el móvil de su novio sin su permiso, alegaciones que ella misma refrendó después. Nikola y Luka Karabatic no jugaron aquel partido por lesión.

En el auto que se dio a conocer este miércoles, el cadete de Nikola también fue sancionado con dos meses de prisión preventiva y 10.000 euros (contra 15.000 euros en primera instancia), mientras las novias de ambos, Géraldine y Jeny, fueron condenadas a 10.000 euros de multa. Bojinovic obtuvo cuatro meses de prisión preventiva y 20.000 euros de multa, mientras Tej, que también disputó el Mundial de Francia, fue sancionado con dos meses provisionales y 20.000 euros.

El abogado de los hermanos Karabatic, Jean-Marc Darrigade, ya ha anunciado su intención de recurrir la sentencia ante la más alta jurisdicción francesa, el tribunal de Casación. “De manera simbólica, el juez ha querido hacerles mucho daño con esa pena de prisión preventiva. Es una decisión que a mi parecer nos va a llevar a seguir el combate judicial”, declaró ante los periodistas.

Por ganar el Mundial en casa, el sexto de la historia del balonmano francés, Nikola Karabatic, al igual que sus compañeros de selección, debería ser premiado con 70.000 euros, según anunció el pasado lunes la federación francesa a través de un comunicado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.