Las Xolas de Tijuana

Andrea Rodebaugh: “Se van derrotando los mitos del fútbol femenino”

La entrenadora de las Xolas analiza la trayectoria del balompié en su país de cara a la nueva liga para mujeres que comenzará en septiembre

Rodebaugh, entrenadora de las Xolas
Rodebaugh, entrenadora de las Xolas Oscar A. Sánchez
Más información
El fútbol femenino de México nace en la frontera
Kenti Robles: “Los invito a que vengan a ver un partido"
Nayeli Rangel: “Muchos hombres me decían que mi lugar estaba barriendo"

Desde hace tres años, Andrea Rodebaugh (México, 1966) toma su automóvil y cruza la frontera entre Estados Unidos y México, lo hace de madrugada. Tiene que estar lista para llegar al estadio Caliente. Ella es la que tiene la batuta en el equipo femenil las Xolas. Antes de enrolarse como entrenadora fue futbolista y jugó la Copa del Mundo de 1999. Está al frente del equipo pionero en la categoría, es instructora y consultante de la FIFA.

Pregunta. ¿Por qué ser entrenadora en un país dominado por directores técnicos?

Respuesta. He estado en el fútbol desde que era una niña. Mi generación luchó por el derecho a jugar y creo que ya se logró. Lo ideal es que uno siga dentro del juego si es que uno lo quiere. Como yo nunca tuve entrenadoras mujeres, ni nadie me dijo ‘considéralo’. Ya había pasado el Mundial de 1999, cuando clasificamos y hubo un auge en México. Y yo estaba entrenando en el Tec de Monterrey. Me retiré del alto rendimiento, me ofrecieron un curso de director técnico y en ese momento que me iba a dedicar a todas esas niñas que yo veía en México con en el interés y la inquietud de jugar, pero que no había quién las quisiera atender.

P. Los dirigentes de la liga masculina presentaron el proyecto femenino

R. El que ahora haya una liga es el resultado de décadas, de gente que ha luchado a favor del fútbol femenino: entrenadores, entrenadoras, niñas, mujeres, las ligas y el sector aficionados, de todas esas ligas llaneras. A nivel internacional la FIFA organiza campeonatos del mundo y el nivel es impresionante. Ya van dos mundiales donde hay una ganancia para los que invierten. Se van derrotando los mitos del fútbol femenino: que no deja, que no hay presupuesto, que se tiene que subsidiar. A nivel más alto, y como ya está bien estructurado a nivel profesional en todo el mundo, ahora se habla de un Mundial de Clubes. Entonces el enfoque está en las ligas, en los clubes.

P. Es un buen indicio la apuesta en la liga mexicana

R. Se escucha mucho que en México no hay una liga, hay miles de ligas, no sabemos cuántas, no sabemos cuántas jugadoras, cuántos equipos, porque el fútbol femenino existe desde 1969 cuando se hizo la primera liga femenina en México, pero siempre ha sido extraoficial, se ha organizado y administrado fuera de la federación [mexicana de fútbol]. Lo que se necesita es estructurar todo el fútbol femenil que existe para que haya una oficial.

P. Usted dice que su generación peleó por el derecho a jugar, pero ahora la generación de Charlyn Corral (Levante), Nayeli Rangel (Sporting Huelva), Kenti Robles (Atlético de Madrid), y Carolina Jaramillo (Xolas), ¿qué buscan?

R. Ahora la lucha está en el derecho de vivir del fútbol profesional. Poder de ser jugadora y vivir como árbitra, entrenadora, presidenta, secretaria general de una federación.

P. ¿Usted estuvo involucrada en la creación de la liga mexicana femenina?

R. Sí estuve en reuniones con la gente de la federación, pero todas las decisiones que se tomaron con respecto a la liga, de cómo se va a hacer, la estructura… Es un proyecto de la federación. ¿Será apoyada por la FIFA? Yo desconozco. ¿Puede serlo? Puede ser.

P. ¿Cómo define el proyecto de las Xolas?

R. Todo el Club Tijuana Xoloitzcuintles es un fenómeno, es una institución muy luchona. El que sea el único, actualmente, el que haya incorporado a su estructura un equipo femenil antes de que se anunciara la liga, para mí es una institución que tiene otra mentalidad. Ha sido un ejemplo a seguir para los demás.

P. ¿Las chicas reciben un salario?

R. Por el momento no es profesional, eventualmente puede serlo. Incluso en Estados Unidos hay una liga profesional, pero es el tercer intento de hacer una liga. Los primeros dos intentos terminaron en bancarrota por el modelo que se utilizó. Es bien importante gatear, después caminar, trotar y luego correr. Tiene que ser de menos a más.

P. ¿El equipo ha tenido impacto social en Tijuana, una ciudad con sombras de violencia?

R. El simple hecho de que haya un equipo mayor femenino en un club masculino ya reta una cultura, cambia paradigmas, hay jugadoras muy importantes. Varias seleccionadas nacionales, que son imágenes que muchas niñas las sigan. Es importante que las niñas tengan como imágenes a seguir a jugadoras, entrenadoras, directivas, porque yo empecé como jugadora nunca pensé en entrenar ni en hacer carrera como entrenadora porque nunca lo tuve como ejemplo. Creo que en imagen las niñas se pueden ver en ellas, pueden soñar en ser como ellas, en ser una Xola.

Sobre la firma

Diego Mancera

Es coordinador de las portadas web de la edición América en EL PAÍS. También se encarga de informar de historias deportivas de México. Empezó a trabajar en la edición mexicana desde 2016. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS