Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sevilla, la ambición del candidato inesperado

El club andaluz, con los mejores números de su historia, asume la lucha por la Liga apoyado en su tradicional acierto en los fichajes

Los jugadores del Sevilla celebran el gol de Jovetic al Madrid.
Los jugadores del Sevilla celebran el gol de Jovetic al Madrid. EL PAIS

“No esperábamos estar tan arriba a estas alturas”, reconocía el domingo tras el partido Jorge Sampaoli, entrenador de un Sevilla que vive momentos históricos. Tras su triunfo ante el Madrid, el cuadro hispalense se coloca a un punto del líder e iguala la mejor puntuación de su historia a la finalización de una primera vuelta, los 39 puntos cosechados por el equipo dirigido por Unai Emery en 2015. Y todavía le queda un partido, el domingo, en Pamplona ante Osasuna. La euforia se ha desatado en torno a un grupo que cree en la idea que expresa su técnico y que asienta sus magníficas credenciales en las prestaciones de una plantilla de amplitud y calidad diseñada por Monchi, su director deportivo. El primer concepto se observa, por ejemplo, en cómo Nasri y Ben Yedder corrieron al centro del campo con el balón después del gol del empate ante el Madrid, de Sergio Ramos en propia puerta. El punto ante el líder no le bastaba al Sevilla.

A esa fe en la idea del técnico se une una plantilla con un evidente número de virtudes. Antes de que finalice la segunda vuelta, se puede deducir que Monchi ha acertado de nuevo en la planificación del Sevilla. Hay un dato que expresa muy bien la amplitud del plantel. El Sevilla es el equipo de la Liga en el que más goles aportan jugadores que salen desde el banquillo, un total de 10.

De nuevo se agiganta la figura de Monchi, que sugiere la posibilidad de hacer un nuevo fichaje después de las exitosas incorporaciones, hasta el momento, de Lenglet y Jovetic. “Jovetic hizo un gol de jugador distinto”, reconoció Sampaoli del montenegrino, que ha anotado dos goles al Madrid en apenas una hora de juego con el Sevilla. Monchi sigue ofreciendo un gran rendimiento al club justo cuando medita su adiós después de 16 años en el cargo. Su salida puede producirse a final de temporada.

Llegados a este punto, parece obligado analizar si el Sevilla es un candidato al título. “Solo el tiempo dirá eso”, manifestó el propio Sampaoli en pleno festejo después de tumbar al Madrid. “Si hemos crecido tanto en los últimos años es por ser ambiciosos. Que el Sevilla gane la Liga depende de los puntos a los que se llegue. Si es a 90 puntos, no creo, puesto que es complicado que el Sevilla esté 20 partidos seguidos sin perder”, afirmaba el propio Monchi a la conclusión del encuentro en la Cadena Cope. Para Monchi ya no es tabú hablar de la posibilidad de ganar el título. El Atlético, en 2014, se llevó la Liga con 90 puntos. Para que el Sevilla encuentre opciones de conseguir el título habría que remontarse a 2007, cuando el Madrid triunfó con 77 puntos. El Sevilla, si gana en Pamplona, llegaría a los 42 puntos al final de la primera vuelta. La proyección en 38 partidos sería de 84 puntos. Por lo tanto, el club andaluz necesita una Liga en la que bajen su rendimiento Madrid y Barcelona.

El ejemplo del Valencia

Al margen del Atlético, el otro equipo que le ha quitado una Liga a Barça y Madrid en este siglo es el Valencia. Lo hizo en 2002 y 2004, ese último curso con 77 puntos. Uno de los mejores jugadores del aquel equipo dirigido por Rafa Benítez era Rubén Baraja. “Sí veo al Sevilla con capacidad para pelear por la Liga. Tiene muchos argumentos para ello y un trabajo que viene desde atrás. Es un equipo muy bien dirigido por Sampaoli, hay una estructura de club con gente que viene trabajando muy bien como Monchi y una fusión tremenda con su afición. Que el Sevilla esté peleando por el título no es fruto de la casualidad”, afirma el actual entrenador del Rayo Vallecano. “Si algo diría es que a nosotros en el Valencia nos vino bien ir de tapados para sorprender al Madrid y al Barça. Lo hemos visto con el Atlético o con nuestro Valencia. De vez en cuando hay una Liga en la que se mete otro equipo, aunque los dos grandes siguen siendo los máximos favoritos para mí”, añade Baraja.

En la segunda vuelta de la Liga, el Sevilla medirá buena parte de sus opciones de Liga en sus visitas al Camp Nou, el Vicente Calderón y el Santiago Bernabéu.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información