Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El eterno gol de Rubén Castro da la victoria al Betis ante el Leganés

Un tanto del canario abre el triunfo del Betis ante un Leganés voluntarioso pero sin chispa

Betis - Leganes
Los jugadores del Betis celebran uno de los goles. EFE
LaLiga Santander Jornada 17

FINALIZADO

Pasan los años y Rubén Castro sigue escribiendo su historia. Posiblemente, la de uno de los mejores delanteros de la historia del Betis. Le da mucho el canario al conjunto andaluz. Tanto, que su estrella le ilumina cuando más lo necesita. En partidos como el del Leganés, marcados por una gran igualdad, solo resuelto por la genial intervención de los dos mejores jugadores del Betis, Dani Ceballos y Rubén Castro. En el genial pase del internacional sub-21 y la resolución estupenda del canario se definió el devenir de un partido cuyo resultado instala al Betis en la tranquilidad y condena al Leganés a sufrir.

Betis

5-3-2

Víctor Sánchez del Amo

13

Adán

4

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Bruno González

20

Pezzella

28

José Carlos

14

Durmisi

8

Jonas Martin

10

Dani Ceballos

24

1 goles Gol

Rubén Castro

2

Cambio Sale Cristiano Piccini

Rafa Navarro

5

Cambio Sale Brasanac Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Petros

9

Cambio Sale Álex Alegría

Sanabria

1

Champagne

3

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Bustinza

5

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Mantovani

18

Insúa

4

Adrián Marín

24

Timor

7

Machís

9

Guerrero

17

Cambio Sale Gabriel Pires

Víctor Díaz

19

Cambio Sale Rubén Pérez Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Unai López

6

Cambio Sale Omar Ramos Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Alberto

Leganés

5-4-1

Asier Garitano

Tiene su mérito el equipo madrileño, que resistió el primer tiempo con dignidad y oficio, pero sin la chispa de maldad suficiente como para asustar al Betis. Jugó con un portero nuevo, Nereo Champagne, y bajas importantes. Da la impresión de que la segunda parte del campeonato se le puede hacer larga. El Betis, gracias a Rubén y Dani, se sobrepuso a un primer tiempo bastante flojo, donde solo una jugada de Durmisi creó cierto peligro. Adrián pudo hacerle penalti y el colegiado pitó falta fuera del área. El triunfo debe tranquilizar las aguas en una entidad que siempre se mueve entre la convulsión. Su gente pide más y Víctor, el entrenador, diseña un equipo muy avaro, que responde en casa, pero que fuera no da el ansiado paso adelante.

Resultó preocupante el juego del Betis en el primer tiempo. La apatía dominó a un equipo que antaño practicó un fútbol alegre, con muchos menos complejos de los que ofrece ahora. Víctor emplea una defensa de cinco jugadores y sacrifica el centro del campo en aras de no saber muy bien qué. El Leganés, con una presión muy atrevida, maniató cualquier intento de un equipo donde su única fuente de fútbol, Dani Ceballos, parece aburrirse. Como aburrido fue un primer tiempo insulso, que provocó el enfado de una grada fiel, pero no tonta.

El fútbol lo manejan los buenos futbolistas. Dani Ceballos lo es. Por eso salió de su marasmo para dar un pase increíble a Rubén a los 11 minutos de la segunda parte. Una acción que refleja el talento del canterano: visión de juego, clase y calidad en el golpe. Víctor Díaz se durmió y habilitó a Rubén, que definió con la frialdad y talento que le caracteriza. Octavo gol del canario en la Liga, quien a sus 35 años sigue siendo un seguro de vida para el Betis.

El Leganés no supo sobreponerse al tanto de los andaluces,. Solo Timor, en un gran lanzamiento de falta, puso en aprietos a Adán. El equipo madrileño llega hasta donde llega y hacerle daño al Betis en su campo en inferioridad en el marcador es algo que se le escapa. Su infructuosa búsqueda del empate le abrió espacios al Betis, que tuvo varias opciones para hacer el segundo tanto. La más clara opción fue de Jonas Martín, hasta que Piccini aprovechó un regalo de Álex Alegría para hacer el segundo tanto. Buenos actores secundarios de una película que ya vino marcada por la estelar actuación de Rubén y Dani Ceballos, las estrellas de este Betis que se aleja de los puestos de descenso en su búsqueda de ser trascendente en Primera. Los nueve puntos que le separan del Sporting deben ser el mejor colchón posible para que su mejor fútbol fluya con más facilidad.

Al Leganés le queda un mundo por delante. A cuatro puntos del descenso, es el rival que todos los de abajo tienen entre ceja y ceja. Garitano tiene labor que hacer.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información