Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Denuncia contra Villar por el mal uso del dinero público

Miguel Galán, candidato a la presidencia de la FEF, ha iniciado otro procedimiento criminal contra el presidente del fútbol español por malversación de una subvención

Villar, en Bilbao el 15 de diciembre.
Villar, en Bilbao el 15 de diciembre. EFE

La deficiente justificación que la Federación Española de Fútbol (FEF) hizo del empleo de los 1,2 millones de euros de dinero público que le transfirió el Consejo Superior de Deportes (CSD) en 2011 ha provocado que Miguel Galán, candidato a la presidencia de la FEF, interponga una denuncia, tal y como adelantó As, en la que solicita también que se dé traslado a la Fiscalía Anticorrupción. La denuncia fue presentada ayer en los juzgados de Majadahonda contra el presidente Ángel María Villar y contra el organismo federativo como persona jurídica.

Este es el tercer procedimiento criminal que Galán presenta contra Villar. El primero fue una querella por el retraso del calendario electoral de las elecciones a la presidencia de la FEF, que deberían haberse celebrado en el primer cuatrimestre de 2016. El segundo, otra querella, por los presuntos tratos de favor de tipo económico al Recreativo de Huelva y al Marino de Tenerife desvelados por EL PAÍS y el diario Marca. Ambas querellas fueron admitidas por sendos jueces. Por el caso del Recreativo y del Marino, Anticorrupción también investiga al presidente del fútbol español, que también ocupa una vicepresidencia de FIFA y otra de UEFA.

La denuncia por el supuesto mal uso de los fondos públicos, en la que Galán acusa a Villar y a la FEF de malversación de fondos públicos, administración desleal y prevaricación, está basada en la partida de dinero de los 1,2 millones de euros recibidos de dinero público correspondiente a 219.500 euros destinados a crear una escuela de fútbol para niños en Haití. El país caribeño acababa de padecer un terremoto devastador, pero la acción solidaria que debía emprender la FEF no se llevó apenas a cabo. El diario El Mundo desveló que de este proyecto al menos 176.000 euros no fueron utilizados para el fin de la subvención pública concedida.

Galán está barajando ampliar la denuncia a la totalidad de la subvención ante la información desvelada por este periódico de que los otros proyectos para los que fue concedida también están bajo sería sospecha de ser fraudulentos por las facturas presentadas para justificar los gastos con el fin de no tener que devolver el dinero a las arcas públicas. Todas las partidas de dinero fueron aparentemente gestionadas por la Fundación de la FEF, dirigida por Isabel Navas. Esta trama y las que ya están judicializadas ponen de manifiesto el modus operandi y la sensación de impunidad con la que parecían contar los dirigentes y el organismo que rige el fútbol español en su gestión.

Búsqueda de culpables

La FEF, que tiene abierto un expediente de reintegro por parte del CSD al considerarse insuficiente la justificación en el empleo del dinero, mantiene abierta una investigación interna. No es descartable, según fuentes federativas, que Villar trate de salir indemne alegando que no sabía nada y a su vez intente implicar al exsecretario general federativo Jorge Pérez, también rival suyo en las elecciones, como uno de los presuntos culpables de los hechos denunciados.

Entre algunos empleados federativos hacen ya chascarrillos con Pérez porque últimamente, cada vez que hay un asunto espinoso en la casa o mal resuelto, retumba la misma frase: “La culpa es de Jorge Pérez”. Una coletilla similar se utilizaba cuando Gerardo González Otero, también exsecretario general de la Federación, cesó en su cargo y también fue rival de Villar en las elecciones de 2004 y que perdió por muy poco margen: “La culpa es de Gerardo”, se decía por entonces.

El CSD, que ahora preside Miguel Lete, está a la espera de que concluya dicha investigación interna de la FEF para pronunciarse atendiendo a la credibilidad que tenga.

 

Méndez de Vigo se verá con la FIFA y la UEFA

El ministro de Cultura y portavoz del Gobierno Íñigo Méndez de Vigo se verá a principios de enero con Villar y con representantes de FIFA y UEFA para tratar el asunto de las elecciones a la presidencia de la Federación, atascadas porque Villar no se ha ajustado a la orden ministerial que regula las elecciones a las federaciones deportivas. Por parte de la FIFA acudirá la secretaria general Satma Foura y por parte de UEFA su homónimo Theodoros Theodoridis. Villar opina que la normativa ministerial es contraria a los estatutos de la FIFA al considerar que pueden existir injerencias gubernamentales. También es contrario a aceptar que las circunscripciones de los clubes y futbolistas aficionados que forman parte de la asamblea que elige al presidente de la FEF sean estatales y no autonómicas.

La intención de Méndez de Vigo y de Miguel Lete, presidente del CSD, es la de mantener una reunión conciliadora para buscar una solución que desbloquee el proceso electoral. Si es mediante una de las excepciones que contempla la ley y se solicita ajustándose a ella, Villar estaría admitiendo que el reglamento electoral que no le ha sido aprobado hasta ahora por el CSD era ilegal y hay que recordar que por esta causa está investigado (imputado).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.