_
_
_
_

Carlos Salcido, el añejo central de Chivas

El defensa del Rebaño marca de penal para que su equipo empate 1-1 contra América

Diego Mancera

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Salcido (i) va en busca del balón contra Quintero del América
Salcido (i) va en busca del balón contra Quintero del AméricaJ. Méndez (EFE)
Más información
El resurgimiento de Chivas de la mano de Almeyda
Así se jugará la liguilla del fútbol mexicano

Carlos Salcido no tiene una fecha para que caduque su carrera en el fútbol. Con 36 años comanda la línea defensiva de las Chivas. Esta noche se impuso su jerarquía cuando pidió cobrar un penal contra el América, era el gol que daba el empate 1-1. Tomó el balón, se colocó y con elegancia venció al guardameta Moisés Muñoz. Su anotación mantiene el optimismo de su equipo para avanzar a las semifinales de la liga mexicana.

Salcido (Ocotlán, México) rejuvenece con cada partido. Desde su debut, con 21 años, ha demostrado que es un jugador versátil. Ha jugado como lateral izquierdo, como central y en el mediocampo. Cuatro años después de su primer partido fue convocado por la selección de su país. El hombre que le dio la oportunidad fue Ricardo La Volpe, quien ahora es el entrenador del América. El estratega argentino no se equivocó y Salcido dio un salto al PSV Eindhoven con el que alzó dos títulos de liga y se afianzó con el brazalete de capitán.

En este encuentro ha marcado su primer gol en más de dos años. El defensor mexicano no anotaba desde el 13 de abril de 2014 cuando todavía era jugador de los Tigres. Lo hizo contra Tijuana. En toda su carrera ha marcado 13 goles con clubes y 10 con la selección mexicana, a la cual renunció un mes después de disputar la Copa del Mundo de Brasil.

Tres días antes del derbi de esta noche, Salcido comentó que si las Chivas perdían contra América no sería su partido de despedida como profesional. "Estoy disfrutando, y si es el último qué bueno, si es el que sigue está chido, no pasa nada", dijo. 

Si algo marcó a Carlos Salcido fue la muerte de su madre cuando tenía sólo nueve años. Sus hermanos mayores cruzaron la frontera de México con Estados Unidos y llegaron a Houston, Texas. El jugador mexicano intentó cruzar tres veces, pero no consiguió alcanzar a sus familiares. Se quedó en Guadalajara y empezó a jugar en el fútbol amateur. Un ojeador de Chivas, Ramón Candelario, se fijó en aquel chico con la capacidad de llegar a línea de fondo como un lateral más. 

Las Chivas reciben el próximo domingo a su máximo rival, las águilas del América, en su estadio en Jalisco. Ahí, si todo sale bien, Carlos Salcido volverá a arrear a sus compañeros en la línea defensiva y, si hay algún penal a favor, pedirá el balón para chutarlo. 

Sobre la firma

Diego Mancera
Es coordinador de las portadas web de la edición América en EL PAÍS. Empezó a trabajar en la edición mexicana desde 2016 escribiendo historias deportivas. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_