Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hamilton vuelve a superar a Rosberg

Mercedes copará la primera línea, mientras que Raikkonen y Verstappen estarán en la segunda

Hamilton
Hamilton celebra su pole en Brasil. AFP

La guerra entre Lewis Hamilton y Nico Rosberg por el título mundial se recrudece en cada gran premio. La clasificación de Brasil fue un nuevo episodio de este singular y apasionante duelo que protagonizan los dos pilotos de Mercedes. La ventaja del alemán es de 19 puntos, lo que le permitiría proclamarse campeón Mundial por primera vez en su vida si consiguiera ganar la carrera. Sin embargo, Hamilton se niega a aceptar la derrota y sigue entregándose a fondo para evitar un desenlace previo a la última carrera. En Interlagos, el británico volvió a ser el más rápido y confirmó la pole position –la 11º de la temporada y la 60º de su carrera- en una última vuelta en la que fueron intercambiando posiciones con Rosberg a medida que se acercaba la meta. Al final, Hamilton superó a su compañero por una décima. La segunda línea la compartirán el finlandés de Ferrari, Kimi Raikkonen, y el holandés de Red Bull, Max Verstappen.

La distancia entre los Mercedes y el resto de monoplazas es tan notable que parece inviable que alguno de ellos logre interponerse

Sin embargo, la distancia entre los Mercedes y el resto de monoplazas es tan notable que parece inviable que alguno de ellos logre interponerse entre las dos flechas plateadas. Así que la sensación es que serán ellos dos quienes dirimen su éxito o su fracaso. Rosberg pareció muy concentrado durante toda la sesión de clasificación, pensando en cómo superar a un Hamilton que debe ser muy agresivo para mantener vivas sus opciones. Incluso ganando las dos últimas carreras, el británico no sería campeón si su compañero de equipo concluye segundo en ambas. Las posibilidades de Rosberg son enormes. Pero no puede fallar. No puede cometer errores y debe esperar que su Mercedes no sufra averías. Su cabeza debe funcionar al 100%, sin fisuras, y hermética a la presión.

“Tengo muchas ganas de que se inicie la carrera y de superar a Lewis en la primera curva”, señaló Rosberg. “Será interesante ver qué ocurre allí. Seguro que será una carrera emocionante, con la lucha que mantendremos por el liderato”.

Fernando Alonso consiguió clasificarse para la Q3 y se aseguró de esta forma colocarse entre los 10 primeros de la parrilla de salida. El asturiano superó todas las expectativas, puesto que durante las sesiones de entrenamientos libres sus tiempos no habían sido especialmente buenos. Y en la segunda tanda de libres incluso tuvo que abandonar la sesión, cuando se detectó un problema con la temperatura de su McLaren. Sin embargo, en la clasificación sus mecánicos encontraron el equilibrio entre agarre y velocidad y su monoplaza funcionó de maravilla. El doble campeón mundial español concluyó en décima posición, a 1,5 segundos del líder.

Hamilton, durante la sesión de clasificación.
Hamilton, durante la sesión de clasificación. AFP

“Estoy muy contento. He disfrutado en la crono, porque he podido buscar los límites. Estar en la Q3 ha sido una satisfacción. Veremos lo que ocurre mañana en la carrera, pero hoy he disfrutado”, señaló el piloto asturiano. “En la crono he salido a por todas. Y mañana intentaré sumar puntos. Sin embargo, será difícil porque detrás hay coches muy buenos como los Williams. Creo que el ritmo ha sido muy bueno y constante”.

Carlos Sainz acusó los problemas por los que atraviesa su escudería y no consiguió clasificarse para la última tanda. Partirá desde la 15ª posición, justo por detrás de su compañero de equipo, Daniil Kvyat, que le sacó dos décimas. “Sabíamos que éste iba a ser un circuito imposible para nosotros”, confesó el piloto madrileño. “La subida exige caballos y eso nos penaliza especialmente. He hecho una vuelta perfecta en la Q2, pero no tenía opciones. Mañana la carrera se plantea muy difícil”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información