Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal no acusará a Bartomeu en la estafa del fichaje de Neymar

El ministerio público discrepa de la decisión del juez De la Mata de abocar a juicio al presidente culé

La Fiscalía de la Audiencia Nacional no presentará acusación contra el presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, en el caso de estafa y corrupción entre particulares en el fichaje de Neymar, según fuentes del ministerio público. La fiscalía discrepa de la decisión del juez José de la Mata de incluir a Bartomeu en el auto del pasado lunes por el que concluía la investigación y procesaba tanto al delantero brasileño como al actual mandatario culé y a su antecesor, Sandro Rosell, entre otras personas.

El presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, el 29 de octubre. Ampliar foto
El presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, el 29 de octubre. EFE

La fiscalía ya había pedido a De la Mata el archivo de la causa contra Bartomeu antes de que el magistrado decidiera, el pasado julio, cerrar la investigación al no apreciar indicios de delito. Esta decisión del juez fue revocada en septiembre por la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional. Este tribunal superior entendía que el contrato de 2011 por el que el Barça se comprometía a pagar 40 millones de euros a Neymar, entonces jugador del Santos de Sao Paulo, para asegurarse su fichaje cuando pasara a ser agente libre, no solo vulneraba las normas de la FIFA, sino que afectaba a la libre competencia entre clubes.

Tras verse obligado a reabrir la causa y dictar el auto de paso a procedimiento abreviado –trámite equivalente al procesamiento- , el juez De la Mata decidió el lunes volver a incluir a Bartomeu entre los imputados. El magistrado, siguiendo los razonamientos de la Sección Cuarta de la Audiencia, entendía que si el objetivo del contrato de 2011 era alterar la libre competencia y asegurarse que ningún otro club interfería en el fichaje de Neymar, entonces “fueron responsables de esta decisión, de la firma del contrato y conscientes de esta finalidad ilícita”. La fiscalía solo acusa por esta causa a Rosell.

A juicio del magistrado, la actuación de ambos directivos se realizó sin informar a la Junta Directiva, ni al Santos, ni a DIS como propietaria del 40% de los derechos federativos de Neymar y, todo ello, mientras el jugador tenía contrato en vigor con el club brasileño. “Ambos directivos conocieron obviamente cada una de estas circunstancias plenamente cuando decidieron firmar este contrato. Circunstancias que, al entender de la Sala, son los indicios principales del delito de corrupción entre particulares” y “sitúan a ambos directivos como responsables de los hechos”.

Respecto a la solicitud del fiscal para el archivo respecto de Bartomeu, De la Mata insiste en que tuvo “perfecto conocimiento y participó en todos los elementos que la Sala considera que sustentan la existencia de delito: participó de la decisión de firmar este contrato ilícito conociendo que se infringían los Reglamentos FIFA y contribuyendo a mantener al santos y a DIS en la ignorancia absoluta de estas operaciones contractuales”.