Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rins cede 20 puntos ante Zarco por pura precipitación

El español salía 22º en parrilla tras haberse hecho daño en el hombro y cometió un error en la salida del que ya no se recuperó

Alex Rins y Lorenzo Baldassarri. Ampliar foto
Alex Rins y Lorenzo Baldassarri. AP

O la mala suerte le persigue. O son demasiados ya los errores. O hay un poco de todo y así es muy difícil luchar contracorriente. Y contra un tipo que se llama Johann Zarco y al que solo se le recuerda un fallo garrafal esta temporada, en Silverstone, precisamente el día que Alex Rins hizo su mayor demostración de fuerza, cuando recién operado de la clavícula, acabó séptimo. Tendrá que hacer examen de conciencia. Esta vez, después de recortarle al líder del Mundial de Moto2, el francés Zarco, 35 puntos en las últimas cuatro carreras, llegaba a Japón a solo un punto.

Pero empezó el fin de semana con mal pie: una (mala) caída, sobre la zona dañada, además, le provocó una pequeña rotura de fibras en el hombro. Aun así, su equipo explicaba instantes antes de la carrera que el chico, de 20 años, piloto oficial de Suzuki en MotoGP a partir del año que viene, había pasado buena noche, estaba resistiendo bastante bien el dolor, correría infiltrado y podría soportar bien las 23 vueltas que duraría la prueba. “Se podrá concentrar en pilotar, que es lo que importa. Está bien”, decía Sito Pons, director del equipo. Quizá fue ese el problema.

Las últimas carreras, esas en las que no ha parado de recortarle puntos a Zarco, las disputó en mal estado de forma: se recuperaba de la fractura de clavícula primero, y a la última, en Aragón, llegó con una fuerte gastroenteritis y mucha fiebre. Pero se las tomo, todas, con calma y, talentoso y rápido como es, remontó con la paciencia que le caracteriza.

Este domingo le pudo la precipitación. Se había clasificado mal, el 22º. En ningún momento del fin de semana pareció encontrarse del todo cómodo con la moto, tampoco antes del accidente. Y después de la caída tampoco pudo hacer una buena sesión de clasificación. Así que lo pagó. Pero llegado el día de la carrera, como se sentía mejor de lo esperado quiso recuperar lo perdido. Para que Zarco no se escapara demasiado. Y al final se escapó demasiado. Se cayó en la primera vuelta. Sin mediar rival. En la segunda curva, y aunque pudo volver a la pista, ya había perdido demasiado tiempo cuando lo hizo: más de 40 segundos con la cabeza. “Iba a todo o nada y ha sido nada, estas cosas pasan”, concedió él terminada la carrera.

Su rival, Zarco no perdió la ocasión para sacarle cuanta más ventaja mejor. Ni siquiera quiso dar por bueno el podio. Empezó rodando en el grupo de cabeza. Pero pronto atacó el podio, y en cuanto pudo, adelantó a Nakagami y a Morbidelli y se lanzó a por Luthi. Pero no pudo con él. Acabó segundo. Pese a todo, 20 puntos, 21 de ventaja, con Rins finalmente 20º, incapaz de adelantar más que a dos pilotos Sekiguchi y Uramoto, son un rédito buenísimo. Quedan, eso sí, otros 75 en juego para que Rins siga soñando.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.