Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buen arranque de los grandes en la liga argentina

Al cabo de dos fechas, los equipos más importantes lideran las posiciones

Buen arranque de los grandes en la liga argentina Ampliar foto

Medio siglo tuvo que pasar para que los 5 tanques del fútbol argentino ganaran en una misma fecha y sin recibir goles. Ocurrió el domingo 2 de octubre de 1966, por la fecha 30 del torneo de primera división y se repitió este domingo. Así, River e Independiente, junto a Estudiantes y Gimnasia (ambos de la ciudad de La Plata) y Newell’s, de Rosario, se ubican en la cima de las posiciones con puntaje ideal, tras jugar un par de fechas de la siempre atractiva liga argentina. San Lorenzo y Racing suman 4 puntos y Boca, que sufrió la expulsión de Carlos Tévez, 3.

La previa indicaba que sería un partido complejo para River Plate. Si bien los dirigidos por Marcelo Gallardo venían de golear a Banfield en casa, eran conscientes que enfrente tendrían a una escuadra súper motivada. Talleres de Córdoba regresaba a la primera división tras militar 12 años en categorías menores y hasta regionales. Así, casi 60.000 personas se dieron cita en el estadio mundialista Mario Alberto Kempes para ver el retorno de “La T” y ejercieron desde las gradas la presión que los jugadores blanquiazules desplegaron en el campo de juego.

Talleres no dejó jugar a River, lo presionó bien arriba en el campo y lo apretó en la mitad, con una gran actuación de Leonardo Gil, dueño de todos los balones detenidos. Sin embargo, River se ordenó en todas las líneas y llegó al gol del triunfo a la hora de juego, tras una gran jugada individual en el área de Sebastián Driussi que contuvo el portero Herrera. El rebote fue tomado por el defensa ecuatoriano Arturo Mina y así los millonarios cortaron un invicto de 40 partidos sin perder que tenían los cordobeses.

Un insulto desmedido puede pagarse con 3 fechas de suspensión en el fútbol de Argentina. Eso es lo que podría tocarle a Carlos Tévez tras meterse con la hermana del árbitro Germán Delfino, a quien no quieren demasiado en La Boca. El exatacante del Juventus marcó un gol en lo que fue la victoria xeneize ante Belgrano de Córdoba por 3 a 0, sin embargo, vio la tarjeta roja y abandonó el campo a los 35 minutos del primer tiempo, al tiempo que retumbaron en La Bombonera un rosario de insultos para el juez del partido.

Es la 7ª expulsión de Tévez en su carrera y el dato no deja de ser llamativo dado que 5 de ellas fueron vistiendo la camiseta de Boca y las 2 restantes con la selección nacional. Al parecer, el delantero es todo un caballero fronteras afuera, dado que su conducta en el campo fue intachable cuando jugó en Corinthians, West Ham United, Manchester City, Manchester United y Juventus. En suma, registra dos violentas jugadas desde que regresó a Boca en las que tuvo que ser echado del campo de juego dado que resultaron lesionados Ham, de Argentinos Juniors, y Unsain, de Newell’s. Sus compañeros, en cambio, y para gusto de la afición, sintonizan otra onda: Christian Pavón (hoy por hoy la figura xeneize) y el colombiano Frank Fabra terminaron de diseñar una goleada que encontró en los refuerzos al conductor. Ricardo Centurión, que en la semana había chocado su carro en estado de ebriedad, fue el jugador destacado del triunfo ante Belgrano de Córdoba y se fue ovacionado por las mismas gargantas que castigaron a Delfino.

Ezequiel Barco tuvo un debut soñado en Independiente.
Ezequiel Barco tuvo un debut soñado en Independiente. Télam

Los equipos grandes ya citados dejaron pasar un Barco ganador. Ni River ni Boca se decidieron en contratar los servicios de Ezequiel “el Turri” Barco, un joven de 17 años al que sus compañeros burlan por tener “cara de anciana” y que se ha ido ovacionado luego de ser la gran figura del triunfo de Independiente sobre Godoy Cruz de Mendoza, en Avellaneda. Un gol que celebró de cara a su gente, un caño magistral y cientos de regates fueron el argumento de los aplausos que recibió. El uruguayo Vera fue el otro artillero del triunfo por 2 a 0 que además significó el debut del ahora entrenador Gabriel Milito en el estadio Libertadores de América.

Racing, el otro grande de Avellaneda, también se llevó los 3 puntos aunque de visitante. Fue en San Juan, a 1.100 kilómetros de Buenos Aires, ante San Martín, y con goles de Marcos Acuña y Gastón Díaz. San Lorenzo, el equipo del Papa Francisco, derrotó como visitante a Defensa y Justicia con goles de Nicolás Blandi y Sebastián Blanco.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información