Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zidane saca lustre al modelo del Real Madrid

La eclosión de Asensio valida la apuesta del técnico francés por el talento joven formado en la casa o curtido fuera frente a inversiones de más renombre

Morata, Asensio y Marcelo, celebran el gol del balear en Anoeta.
Morata, Asensio y Marcelo, celebran el gol del balear en Anoeta. EFE

Marco Asensio llegó a la pretemporada del Real Madrid dispuesto a hacerse un hueco. El joven de 20 años se veía preparado para competir en la plantilla del campeón de Europa tras un año de fogueo en el Espanyol. Sus actuaciones evidenciaron que no se apocaba ante compañeros de más caché y currículo. Solo necesitaba que alguien apostara por él. Zidane aceptó el reto y, desde el primer amistoso ante el PSG, el balear le convenció.

Llegó la Supercopa, la primera gran cita, y Zidane corroboró su apuesta. El técnico le dio la titularidad y su pupilo le respondió con un golazo a los 21 minutos del estreno. Después vino el debut en Liga, otra titularidad, otro golazo y la confirmación de que el modelo de Zidane no es otro que el meritaje. El que acumula merecimientos encuentra hueco. Asensio, que adelantó a jugadores con más nombre como James e Isco, es el mejor ejemplo. Pero no el primero. Zidane sigue esa máxima desde su llegada al banquillo del Real Madrid el pasado enero.

Casos como el de Casemiro, Carvajal, Lucas Vázquez o Kovacic confirman su idea. Nada más llegar Zidane buscó teclas que no había encontrado Rafa Benítez. Retiró a un jugador de calidad de la medular e introdujo al pivote brasileño en busca de equilibrio. La apuesta por Casemiro prosperó y el equipo incrementó su consistencia. Después premió el rendimiento de Carvajal haciéndole titular por delante de Danilo, fichado del Oporto por 35 millones, y rescató a un Lucas Vázquez, promocionado por Benítez, pero con el que apenas contó a su llegada. El extremo no bajó los brazos, se esforzó en Valdebebas y recuperó su pujanza inicial. Zidane le reenganchó al equipo y Lucas terminó siendo decisivo en la final de la Champions anotando con solvencia el primer penalti de la tanda ante el Atlético. Ahora hace lo mismo con Kovacic. El croata tenía un pie fuera del Madrid tras no contar para el técnico francés el curso pasado. Pero adelantó sus vacaciones, llegó el primero, se ganó un sitio destacando en la preparación y fue titular en la Supercopa y en Anoeta.

Casos como el de Casemiro, Carvajal, Lucas Vázquez o Kovacic confirman su idea.

Casemiro, Carvajal y Lucas son exponentes de la filosofía de Zidane y de un plan que está sacando lustre al modelo instaurado por Florentino Pérez en los últimos años. Lejos de los fichajes galácticos y millonarios, el dirigente ha encontrado una fórmula más barata pero igual de rentable. Una vertiente más equilibrada del modelo de Zidanes y Pavones que implantó en su primer mandato.

El ejemplo de Carvajal

El segundo lo empezó como el primero, contratando a alguno de los mejores jugadores del mundo a base de talonario (Kaká, Benzema y Cristiano). Llenó el once de estrellas y después buscó piezas de complemento (Xabi Alonso, Albiol y Arbeloa). Casi sin querer, el Madrid empezó a encontrar a muchos de los recambios en Valdebebas. De La Fábrica promocionaron Carvajal, Nacho, Morata, Casemiro, Jesé y ahora Mariano.

Odegaard, esta premtemporada.
Odegaard, esta premtemporada. EFE

El lateral fue el primero en experimentar la nueva fórmula impuesta para los jóvenes talentos: salir a hacer la mili, coger experiencia, y regresar para ganarse un sitio. Carvajal destacó en el Leverkusen, volvió con Ancelotti y desde entonces es indiscutible. Casemiro y Morata siguieron sus pasos tras ganar La Décima y poner rumbo al Oporto y Juve respectivamente. Al brasileño le bastó con un año, mientras que el delantero llegó este verano después de despuntar en Turín. Lo mismo tratan de hacer este año Borja Mayoral en el Wolfsburgo y Marcos Llorente en el Alavés.

Los talentos que faltaban en su factoría los buscó el club en canteras nacionales e internacionales. En España reclutó a Asensio y Vallejo de Mallorca y Zaragoza. El primero ya está listo y el segundo busca estarlo en el Eintracht de Frankfurt. De fuera llegaron Martin Odeegard (Noruega), Mink Peeters (Holanda), Philipp Lienhart (Austria), Abner (Brasil), Sergio Díaz (Paraguay) y Federico Valverde (Uruguay). Todos integrantes de un modelo que, con la llegada de Zidane al primer equipo, ha cogido vuelo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.