Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hockey argentino hace historia y va por el oro

Los varones vengan la derrota de Las Leonas y golean a Alemania en semifinales

Manuel Brunet y Joaquín Menini celebran el cuarto gol argentino ante Alemania. Ampliar foto
Manuel Brunet y Joaquín Menini celebran el cuarto gol argentino ante Alemania. AFP

“Queremos validar lo que hicimos en todos estos años, ser protagonistas y jugar de igual a igual a todos los equipos” decía el arquero Juan Manuel Vivaldi a EL PAÍS horas antes de subirse al avión que lo llevaría a Río de Janeiro junto al resto de sus compañeros de la selección de Hockey sobre césped. El conjunto que ha crecido a la sombra de sus pares femeninas, Las Leonas, consiguió el bronce en el mundial de 2014 y el oro en los Panamericanos de Toronto del año pasado; sin embargo, no registraba grandes actuaciones olímpicas y la mejor participación fue un quinto puesto en los Juegos de Londres 1948. Este martes, Los Leones golearon a Alemania y el próximo jueves competirán por la medalla de oro, la primera de una historia que parece recién comenzada.

La afición argentina se saco las ganas de celebrar el pase a una final.
La afición argentina se saco las ganas de celebrar el pase a una final. Reuters

El desempeño de los dirigidos por Carlos Retegui es el mejor de los deportes de conjunto que vistieron la celeste y blanca en esta edición de los Juegos Olímpicos. Por la sorpresa, por la garra y por el buen nivel demostrado sobre la grama, con empates en zona de grupos ante Holanda y Alemania, victorias ante Canadá e Irlanda y una sola derrota ante la potencia India. En cuartos de final la victoria fue por 2 a 1 ante España y la medalla la disputarán con quien gane la otra semifinal entre Holanda y Bélgica.

La semi con Alemania arrancó con todo. Los Leones saltaron al campo desde el vestuario con la inyección anímica que el público no dejó de tirar a la cancha y con el envión de saberse protagonistas de un partido histórico. El primer cuarto fue todo emoción y los tacos alemanes apenas tocaron la bocha. A los pocos minutos conseguiría una diferencia en el marcador que también tiene nombre propio.

Gonzalo Peillat es abrazado por sus compañeros luego de anotar un corner corto.
Gonzalo Peillat es abrazado por sus compañeros luego de anotar un corner corto. AFP

“Me veo como un jugador que maduró en estos 4 años y que se consolidó en el equipo. Siento que estoy con confianza y en un nivel alto para enfrentar este torneo. Pero no me planteo desafíos personales, lo mejor que se puede hacer es pensar siempre en logros del grupo”. Eso le decía Gonzalo Peillat al periódico La Nación el 5 de agosto. El dorsal número 2 de la albiceleste fue el goleador del último mundial jugado en Holanda haciendo abuso de su especialidad, el corner corto. La misma fórmula de la que se valió para superar a los 80 goles con el combinado nacional y para pelear bien arriba la tabla de artilleros en el presente certamen con 10 goles. Contra Alemania, Peillat anotó 3 de 3 para poner al frente a Argentina desde muy temprano.

Es que a Peillat no le queda otra que jugar, hablar y respirar hockey desde pequeño. Hijo del exdelantero Emilio Peillat, quien al retirarse se convirtió en entrenador de la exarquera Laura Berthold en el club Mitre. El 12 de agosto de 1992 nació el pequeño Gonzalo, quien nunca imaginó celebrar su cumpleaños número 24 brillando en pleno juego olímpico y junto a su amada, la volante de Las Leonas Florencia Habif.

Lucas Vila celebra su gol ante la tristeza de los alemanes.
Lucas Vila celebra su gol ante la tristeza de los alemanes. EFE

En el segundo tiempo, Los Leones no bajaron la intensidad de juego salvo en los últimos minutos de juego, cuando los europeos lograron anotar los 2 tantos de descuento. Joaquin Menini y Lucas Vila llevaron el contador a 5 (el de Vila tras una excelente combinación que incluyó un amago en el área) y desataron la fiesta en el Centro Olímpico de Hockey para que el festejo se adelante, incluso, al pitido del árbitro. Las predicciones se hicieron realidad y por primera vez en la historia, el Hockey argentino de varones competirá por una medalla olímpica. Solo resta saber si será plateada o dorada, esa que ni siquiera pudieron colgarse Las Leonas.

“Cuando llegamos nos dijimos que si nos dan un papel acá, ninguno firma la de bronce, por eso estamos en la final, que es el partido más importante de nuestra vida”, dijo Facundo Callioni.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información