Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por qué corre Bruno Hortelano

Bruno Hortelano, tras batir el récord de España.
Bruno Hortelano, tras batir el récord de España. EFE

Bruno corre y ha mejorado sus registros de 2013 por una razón: se ha completado. Es el velocista más completo que conozco. Destacaba ya hace tres años por una técnica grabada a fuego en sus músculos. Su protocolo de calentamiento, carrera, gestos técnicos han sufrido pequeñas variaciones y ahora consigue siempre correr igual, exactamente como él quiere. También destacaba por mantener la mecánica de carrera pese a sufrir fatiga, no se desarma. Su velocidad lanzada ya era alta, pero desde hace 18 meses, un nuevo entrenador le ha pulido. Ha mejorado sus niveles de fuerza para llevarlos a un nivel correcto, se ha construido muscularmente. La salida no era su punto fuerte y también lo ha mejorado, tanto por técnica como por fuerza.

Bruno ha conseguido pulir errores sin perder virtudes, y este ha sido su acierto. Cuando se trabajan mejoras específicas es difícil mantener todos los recursos en niveles altos. En Río hemos visto a un atleta similar, el sudafricano Van Niekerk. Bruno es el mejor español en la media de 100, 200 y 400 y ha elegido el 200; Van Niekerk, el 400. No será extraño ver correr a Bruno en 45s en 400, o menos. Él es especialista en 200 y muy completo en 100 y 400. Personalmente creo que si se lo propone puede conseguir el récord de España de 400 de Cayetano Cornet.

Aparte del físico nos encontramos ante un asesino de la pista. Su mentalidad es de winner, no tiene miedo a nada, no dice no a nada. Sabe motivarse y concentrarse tanto en carreras sencillas como en finales, en éstas incluso más. Entiende el atletismo como un proceso de entrenamiento y descanso. No es raro verle bajar un día, escuchar a su cuerpo y decir “no, hoy es mejor no hacer cierto entrenamiento”, se lee a sí mismo a la perfección. También logra algo difícil, sabe que el entrenamiento está hecho y sabe relajarse en su habitación de la Blume o de Cornell y esperar al próximo entrenamiento sin consumirse. Cree en su plan de entrenamiento y de competición y no duda.

Hay gente que pregunta porqué rechazó correr el 100 en los Juegos. Simplemente por lógica y por mantener su plan. Estamos ante el ejemplo español del nuevo atletismo, su reflejo en América sería Trayvon Bromell o Andre de Grasse, es decir, atleta y marca. Su lado comercial lo ha asumido desde Ámsterdam a la perfección, ha entendido que al decidir ser atleta se debe ser deportista y tener su marca personal. Crecerá personalmente, y hará crecer al atletismo español.

Es el atletismo que viene. Atletas completos rodeados de un equipo.

Ángel David Rodríguez era recordman nacional de 100m hasta que Hortelano lo batió en junio.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.