Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia devuelve el pasaporte a Aden y a Balla, que podrían ir a Río

La IAAF advierte de que posee pruebas suficientes para sancionar al atleta y al técnico, acreditados por Catar, si intentan llegar a los Juegos

Barcelona / Rio de Janeiro
Els Mossos s'emporten el detingut.
Els Mossos s'emporten el detingut.

La Audiencia de Barcelona ha notificado hoy a los abogados del entrenador Jama Aden y del atleta Musaeb Balla su decisión de que les devuelvan el pasaporte. Ambos fueron detenidos el pasado 20 de junio en la Operación Rial, contra el dopaje en el atletismo de élite. El tribunal entiende que es demasiado gravoso mantenerles retirada la documentación y la prohibición de salir de España, pero les pide 50.000 euros como garantía de que no huirán. Con el pasaporte en su poder, nada les impedirían acudir a los Juegos de Río, donde están acreditados por el Comité Olímpico de Catar pese a su implicación en la trama de dopaje.

La posibilidad de que tanto Aden, somalí de nacimiento, británico de nacionalidad y responsable del medio fondo de Catar aparte de entrenador personal de la etíope Genzebe Dibaba, plusmarquista y campeona mundial y máxima favorita para el oro en Río, como Balla especialista de 800m del equipo catarí, paseen o compitan olímpicamente acreditados por Río horroriza a la federación internacional de atletismo (IAAF), dispuesta a hacer lo posible por evitarlo.

"Hemos recibido del juzgado las pruebas necesarias para suspenderlos provisionalmente si es necesario", afirman en la IAAF. "Si no lo hemos hecho antes es porque sabíamos que no podían llegar sin pasaporte".

Tanto Aden, entrenador de los mejores mediofondistas del mundo, como Balla, con una mejor marca de 1m 43,82s en los 800m, estaban pendientes de viajar a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Hasta ahora, la juez de guardia que vio su caso, y la jueza de instrucción, la titular del juzgado número 5 de Sabadell, decidieron que ante el riesgo de fuga, lo más adecuado era que la prohibición de salir el estado se mantuviese. El despacho Molins & Silva, que defienden a Balla, y el letrado Sebastián de Juan, de Aden, recurrieron a la Audiencia, que les ha dado parcialmente la razón.

Los Mossos d'Esquadra encontraron a Balla EPO en su maleta. En el caso de Aden, le hallaron medicamentos prohibidos, y le vieron tirando diversas jeringuillas, que troceó y esparció por distintos contenedores de Sabadell, donde se encontraban entrenando, al menos dos días distintos. La IAAF permitió que los atletas de Aden, entre los que se encuentra Genzebe Dibaba, viajasen a Río porque dieron negativo en los test antidopaje.

El principal argumento del tribunal es que la medida es "excesivamente gravosa" puesto que ambos poseen "su arraigo y su modo de vida fuera del país", según el auto. Y sostiene que la medida acordada, tratándose de ciudadanos extranjeros si más vínculos con España que "los derivados de su actividad profesional por la que realizan viajes por todo el mundo", las consecuencias son "muy intensas" y cercenan sus derechos "a la libertad de circulación, residencia y desarrollo de su vida personal, familiar y profesional".

A pesar de eso, el tribunal señala también que "resulta innegable sospechar de un alto riesgo de fuga" por lo que fija una fianza, que considera "suficientemente elevada como para desmotivar la huida". Asegura que los 50.000 euros son "compatibles con la capacidad económica" de los deportistas, entendiendo su "alta cualificación profesional". Asimismo, espacia la obligación de comparecer en el juzgado, una vez cada dos meses.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.